Recibe nuestro newsletter
 

El australiano Adam Hansen se adjudicó la séptima etapa del Giro

Hansen logró vencer la lluvia para imponerse. (Foto: EFE)
Hansen logró vencer la lluvia para imponerse. (Foto: EFE)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Roma, Italia, viernes 10 de Mayo del 2013

  • La etapa se corrió bajo la lluvia y estuvo a punto de suspenderse

El australiano Adam Hansen (Lotto) ganó en solitario y bajo la lluvia la séptima etapa del Giro de Italia de ciclismo, este viernes en Pescara (sudeste), donde el español Beñat Intxausti (Movistar) se colocó como nuevo líder de la general.

La etapa estuvo marcada también por los problemas del británico Bradley Wiggins (Sky), bloqueado en el final tras una caída, en un día donde el estado resbaladizo de la carretera provocó varios problemas e hizo optar por estrategias conservadoras.

Con él también perdieron más de un minuto en la general con respecto a los principales favoritos sus compañeros de equipo colombianos Rigoberto Urán y Sergio Henao. Urán llegaba a la jornada segundo de la general.

Wiggins, campeón del Tour de Francia en 2012, limitó la pérdida de tiempo a menos de un minuto y medio sobre el primer pelotón, donde estaban la casi totalidad del resto de nombres destacados, entre ellos el italiano Vincenzo Nibali, que también había sufrido una caída.

La etapa alternó subidas y descensos, en un día con varias dificultades en el trazado, y Hansen consiguió culminar con éxito una larga escapada que había iniciado en el kilómetro 30 junto a otros cinco corredores, el italiano Emanuele Sella, el francés Dominique Rollin, el griego Ioannis Tamouridis y los holandes Pim Ligthart y Maarten Tjallingii.

El grupo llegó a contar con hasta siete minutos de ventaja. Hansen y Sella se destacaron en el camino hacia Chieti, a 35 kilómetros para el final, antes de que el australiano dejara atrás al italiano, a veinte kilómetros del final.

Finalmente, Hansen fue el ganador con un minuto y siete segundos sobre un primer grupo liderado por el italiano Enrico Battaglin, segundo del día, y por el también local Danilo Di Luca, tercero.

En el pelotón, durante gran parte del día muy prudente, los ataques se sucedieron en la última ascensión del día, a menos de diez kilómetros para la meta. Nibali se fue al suelo en un descenso allí, pero pudo continuar aparentemente sin problemas.

En la general, Intxausti, que había comenzado la etapa tercero de la general, queda con la 'maglia rosa', con cinco segundos sobre Nibali, segundo, y con ocho por delante del canadiense Ryder Hesjedal, campeón del Giro-2012 y que está provisionalmente a ocho segundos del corredor del Movistar.

Wiggins, por su parte, figura 23º a un minuto y 32 segundos de la primera posición y a un minuto y 27 segundos de Nibali, su teórico gran adversario por la victoria final.

Hansen, que festejará el sábado su 32º cumpleaños, logró una victoria de etapa en una gran ronda por primera vez en su carrera, desde su debut como profesional en 2007.

El sábado, la 8ª etapa del Giro será una contrarreloj individual de 54,8 kilómetros, entre Gabbice Mare y Saltara, donde Wiggins parte como gran favorito para vestirse con el jersey rosa de líder de la carrera.

[AFP]

Comentarios