El retorno del Rey, Nadal regresa en su mejor versión

Fueron siete meses los que estuvo alejado de las canchas por una lesión en la rodilla izquierda pero, tras su recuperación, Rafael Nadal volvió como una apisonadora para conquistar seis títulos...
Fueron siete meses los que estuvo alejado de las canchas por una lesión en la rodilla izquierda pero, tras su recuperación, Rafael Nadal volvió como una apisonadora para conquistar seis títulos sobre arcilla en lo que va del año y visualizar...
 Fueron siete meses los que estuvo alejado de las canchas por una lesión en la rodilla izquierda pero, tras su recuperación, Rafael Nadal volvió como una apisonadora para conquistar seis títulos sobre arcilla en lo que va del año y visualizar...
Ciudad de México -
  • Rafa llegó a la Final de los ocho torneos que ha disputado durante el 2013

Fueron siete meses los que estuvo alejado de las canchas por una lesión en la rodilla izquierda pero, tras su recuperación, Rafael Nadal volvió como una apisonadora para conquistar seis títulos sobre arcilla en lo que va del año y visualizar su objetivo primordial: Roland Garros. Fue en la segunda ronda de Wimbledon 2012, ante el checo Lucas Rosol, donde la articulación del español reventó y tuvo que parar para atender una tendinitis que se agravó por el desgaste físico al que se sometía Nadal. Pasaron más de 28 de semanas de ausencia, el ansiado retorno ocurrió en Chile para inicios de Febrero, lo que significó el inicio de la gira Latinoamericana sobre tierra batida y el regreso del manacorí a dichas tierras luego de ocho años de ausencia. El ibérico se vio falto de ritmo y en las ruedas de prensa aseguraba sentir todavía algunos dolores en la rodilla. La técnica le alcanzó al ex número uno del mundo para llegar con autoridad a la Final, pero el primer trofeo del calendario tendría que esperar.  El argentino Horacio Zeballos tuvo como víctima a un desencanchado Rafa y se llevó el Abierto de Viña del Mar por un marcador de 6-7(2), 7-6(6) y 6-4. La primera alegría para el español se vivió en el Abierto de Brasil, segundo torneo que disputaba.  Accedió a la final sin mayor contratiempo y con la misma soltura (6-2, 6-3) confirmó que estaba de regreso al levantar el trofeo amazónico. La siguiente parada fue el bello puerto de Acapulco, donde Nadal fue recibido como Rey tras haberse coronado en 2005. Ocho años más tarde no fue la excepción y levantó ‘El Guaje de Plata’ ante su compatriota David Ferrer que llegaba como Tricampeón del certamen. Rafa no defraudó en el primer mes tras su regreso. Ya en marzo y luego de concluir con saldo positivo la gira Latinoamericana, el mallorquín asistió al Masters 1000 de Indian Wells. Esto significó la primera vez desde su retorno que se enfrentaba a los ‘peces gordos’ de la ATP. En California despachó entre otros a Roger Federer y Thomas Berdych para medirse en la final ante el argentino Juan Martín del Potro. Rafael demostró que sus cualidades siguen intactas al momento de enfrentarse a las mejores raquetas del orbe. Tras comenzar abajo en la primera manga, le dio la vuelta a ‘Delpo’ (4-6, 6-3 y 6-4) para llevarse el título californiano y levantar la mano de cara al segundo Grand Slam del año, el Roland Garros. Para el Masters de Miami, que se disputa sobre cancha dura, Nadal no quiso arriesgar sus rodillas y declinó la invitación. No así para Montecarlo, donde buscaba prolongar su reinado de ocho años, pero frente a él tuvo al #1 del mundo, Novak Djokovic. ‘Nole’ fue su rival en la Final del Principado de Mónaco y en esta ocasión tuvo que conformarse con el segundo puesto ante un público que parecía haber adoptado al balear. En su regreso a casa se proclamó campeón del Abierto de Barcelona, además del Masters de Madrid. Sus rivales fueron Nicolás Almagro y Stanislas Wawrinka, a los que dejó en 6-4, 6-3 y 6-2, 6-4 respectivamente. Se mostró intratable sobre la tierra batida. El clímax de su juego lo demostró en un Clásico más del deporte blanco. El Masters 1000 de Roma dispuso como banquete para la Final el ya conocido duelo entre Roger Federer y Rafael Nadal. En una muestra de autoridad, el español arrolló al suizo 6-1, 6-3 para embolsarse el séptimo título de su carrera en la tierra de los emperadores. Rafael Nadal levantó la mano más alto que nunca para informar que está de vuelta y en su mejor versión. Pero las ocho finales y seis títulos en este 2013 sólo significan la gestación del principal objetivo para Rafael Nadal: su meta es obtener la octava corona sobre la arcilla sagrada de Roland Garros, superficie de la cual es el monarca por excelencia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×