Spurs extrañan al mejor Ginóbili

En una final de la NBA en la que las individualidades pueden marcar la diferencia, LeBron James y Dwyane Wade dijeron presente en el cuarto juego de la serie, pero los Spurs aún esperan a uno de...
En una final de la NBA en la que las individualidades pueden marcar la diferencia, LeBron James y Dwyane Wade dijeron presente en el cuarto juego de la serie, pero los Spurs aún esperan a uno de sus grandes astros: Manu Ginóbili.
 En una final de la NBA en la que las individualidades pueden marcar la diferencia, LeBron James y Dwyane Wade dijeron presente en el cuarto juego de la serie, pero los Spurs aún esperan a uno de sus grandes astros: Manu Ginóbili.  (Foto: Getty)
San Antonio, Texas, Estados Unidos -
  • El argentino no ha sido determinante en las Finales ante el Miami Heat

Manu GinÓbili no está anotando. De hecho, no parece metido en los partidos. En una final de la NBA en la que las individualidades pueden marcar la diferencia, LeBron James y Dwyane Wade dijeron presente en el cuarto juego de la serie, pero los Spurs aún esperan a uno de sus grandes astros. Y la impaciencia crece en el vestidor de San Antonio. "No está bien, no ha encontrado su ritmo ni su juego todavía", declaró el entrenador de San Antonio Gregg Popovich. "Es obvio que no tiene la confianza de siempre y sabe perfectamente que no ha rendido como esperamos ni como está acostumbrado a hacerlo. Pero es muy sencillo decir '¿qué hay que hacer para enchufarlo?'". Tal vez sea sencillo, pero el destino de la serie podría depender de que Ginóbili se enchufe. El argentino anotó cinco puntos en 26 minutos el jueves, en que el Heat de Miami ganó 109-93 e igualó 2-2 la serie. Tiene una efectividad del 34 por ciento en sus tiros al aro y su promedio de anotaciones es de 7.5 puntos, comparado con los 11.8 que promedió durante la temporada. "Si los tiros no caen dentro, tengo que pasarla. No forzar las cosas. No es eso lo que me piden" Su promedio en los Playoffs es de 38 por ciento, el más bajo de su carrera. Y embocó sólo uno de los 11 triples que intentó. Estuvo tan mal que incluso desde el sector de la tribuna ocupado por los Baseline Bums, fanáticos de los Spurs y que adoran a Ginóbili, comenzaron a pedirle que dejase de regalar la pelota. Ginóbili, por su parte, parece hastiado. Resultó evidente que le molestaron las preguntas sobre su pobre desempeño. "No soy alguien que anota 30 puntos por partido", declaró. "Estoy sorprendido. Ojalá pudiera anotar más. Pero no se me está dando. Tengo que ensayar otras cosas y mover la pelota. Si los tiros no caen dentro, tengo que pasarla. No forzar las cosas. No es eso lo que me piden". No es sencillo describir lo que aporta Ginóbili. Su imprevisibilidad es lo que lo ha hecho uno de los jugadores más entretenidos de los últimos 11 años en la NBA. En un buen día, es un atacante intrépido, que define partidos con sus anotaciones, que improvisa y es capaz de encestar pelotas increíbles cuando se está cayendo. En el primer partido Ginóbili dio una muestra de lo que es capaz al hacerle un pase a Tony Parker entre las piernas de Norris Cole. Una sutileza típica de su repertorio. El problema es que de allí en más el argentino no apareció. El técnico de Miami Eric Spoelstra dijo que los problemas de Ginóbili no son producto de la marca que le hacen. Que simplemente no está acertando algunos tiros que normalmente emboca. Spoelstra y el Heat, no obstante, saben que lo del sudamericano no es embocar tiros y temen que en cualquier momento se encienda la mecha. "Es medio parecido a nuestro muchacho, Dwyane", dijo Spoelstra. "Lo que lo hace particularmente peligroso es que es imprevisible, su capacidad de ser agresivo y hacer cosas que nadie espera. Ahí es cuando es más peligroso". "Es parecido a Wade. Lo que lo hace peligroso es su capacidad de ser agresivo y hacer cosas que nadie espera" Ginobili cumplirá 36 años en julio. Quedará en libertad en pocos meses y dice que no está pensando en retirarse. Hace tres años, cuando expiraba su contrato y sufría una lesión tras otra, Popovich y el Gerente General de los Spurs, R.C. Buford, no le renovaron el contrato hasta que a fines del 2010 demostró que seguía rindiendo. Ahora, a dos victorias de otro título, los Spurs necesitan que Ginobili vuelva a demostrar lo que vale. "Tiene que recuperar su nivel", dijo Popovich. "Sabe que tiene que jugar mejor para que nos vaya bien".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×