Recibe nuestro newsletter
 

Andy Murray, último caballero a la defensa de Wimbledon

Murray ha jugado Semifinales en Wimbledon en los últimos cuatro años. (Foto: Getty)
Murray ha jugado Semifinales en Wimbledon en los últimos cuatro años. (Foto: Getty)

Juan Pablo Ganem | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, domingo 23 de Junio del 2013

  • Ningún británico ha alzado el título de singles varonil en el All England Club desde 1936
  • En 1907, el australiano Norman Brookes fue el primer extranjero en ganar el torneo
  • Estados Unidos es el país más triunfador en la era abierta con 15 títulos
Andy Murray, número dos del mundo, encabeza la lucha del “Imperio Británico” por la recuperación de Wimbledon de manos de los extranjeros, quienes se han quedado con la gloria en el pasto londinense durante más de siete décadas.

Fred Perry fue el último Campeón británico de Wimbledon cuando George V todavía reinaba en Inglaterra y Adolf Hitler emergía como el líder del Tercer Reich alemán. El oriundo de Cheshire se impuso en la Final de 1936 al germano Gottfried von Cramm para alzar su tercer título al hilo y de ahí en fuera ningún compatriota suyo ha podido alcanzar la cima en singles del certamen.

Murray parte como su heredero. El escocés se convirtió en 2012 en el primer británico en conquistar una corona de Grand Slam (US Open) desde que Perry ganó en New York en 1936. Además, en las cuatro ediciones pasadas de Wimbledon alcanzó al menos las Semifinales.

El año pasado, “Muzza” sucumbió en la Final frente a Roger Federer. El favorito de casa se llevó el primer set 6-4 sobre el suizo. Sin embargo, cuando la mesa estaba servida para un triunfo histórico del británico, el “Expreso” sobrevivió a cuatro break points para llevarse el segundo parcial (7-5). En los dos siguientes, ya con el techo desplegado debido a la lluvia, el ex número uno del mundo lució implacable (6-3 y 6-4) para llevarse el título por séptima vez.

El nacido en Glasgow regresará a la edición 2013 en busca de revancha, aunque tendrá una losa pesada sobre su espalda: 77 años de sequía británica en el All England Club. Desde que el cuadro del torneo comenzó a abrirse a tenistas ajenos al Reino Unido, los locales perdieron el dominio de forma paulatina.

Durante la era amateur (1877-1967), el 44.4 por ciento de los títulos de Wimbledon terminaron en manos británicas. Empero, hasta 1884 el torneo sólo era disputado por jugadores nacidos en Gran Bretaña, a excepción de algunos de irlandeses (Irlanda era parte del Reino Unido en ese entonces).

La debacle británica empezó con la llegada del siglo XX. El australiano Norman Brookes fue el primer finalista extranjero en 1905. Dos años más tarde, el oceánico dio un paso adelante y conquistó el título en la capital inglesa para marcar el inicio del fin del Imperio.

El neozelandés Anthony Wilding confirmó el final de época dorada para los británicos tras obtener cuatro títulos de forma consecutiva entre 1910 y 1913. Después de la Primera Guerra Mundial, la sequía se extendió y comenzó la expansión de los tenistas australianos, estadounidenses y franceses. Sólo Nick Martin (1924) y Fred Perry (1934-1936) rompieron la hegemonía de las nuevas potencias en el resto de la era amateur.

Con el inicio de la era abierta en 1969, los estadounidenses y los australianos confirmaron su dominio en la hierba del All England, mientras Suecia y Suiza emergieron para colarse entre los países más ganadores del certamen.

Estados Unidos encabeza la lista de campeones con 15 títulos en la época de los profesionales. No obstante, ningún jugador de las “barras y las estrellas” ha triunfado en Londres desde que Pete Sampras obtuvo su séptima corona en 2000.

La estafeta de Sampras la tomó Roger Federer, quien suma siete campeonatos en la década más reciente. Gracias al tenista de Basilea, Suiza ocupa el segundo puesto en la tabla de ganadores del torneo en la era abierta, junto a Suecia.

Ann Haydon-Jones y Virginia Wade dieron la cara por el Imperio al inicio del profesionalismo luego de ganar el título en 1969 y 1977, de forma respectiva. No obstante, el tenis femenil británico también desapareció de la elite.

En las ediciones recientes sólo los participantes de dobles han destacado, entre ellos el hermano de Andy Murray, Jamie, quien se quedó con el trofeo de mixtos en 2007, junto a la serbia Jelena Jankovic. Además, el inglés Jonathan Marray y su pareja, el danés Frederik Nielsen, fueron Campeones en varonil en 2012.

Andy Murray es el único tenista británico en activo con posibilidades de desbancar a los gigantes de la actualidad –Federer, Nadal y Djokovic– para disipar a los fantasmas del pasado que acechan al deporte blanco de la isla.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios