Missy Franklin cierra Mundial con sexta medalla y récord

La estadounidense Missy Franklin se convirtió este domingo en la primera mujer en colgarse seis medallas de oro en un Mundial de Natación
La estadounidense Missy Franklin se convirtió este domingo en la primera mujer en colgarse seis medallas de oro en un Mundial de Natación
 La estadounidense Missy Franklin se convirtió este domingo en la primera mujer en colgarse seis medallas de oro en un Mundial de Natación  (Foto: Getty)
Barcelona, España -
  • Es superada únicamente por Michael Phelps

La estadounidense Missy Franklin se convirtió el domingo en la primera mujer en colgarse seis medallas de oro en un mundial de natación, al ganar con el equipo de relevos del 4x100 combinados la última final del certamen, poco antes de la ceremonia de clausura. Franklin, de apenas 18 años, superó así a la también estadounidense Tracy Caulkins y la australiana Libby Trickett —únicas mujeres en conseguir ganar cinco preseas en un mundial— y se unió al selecto grupo de sus compatriotas Michael Phelps y Mark Spitz y la alemana Kristin Otto como únicos nadadores en alcanzar la media docena de oros en unos mundiales o Juegos Olímpicos. Sólo Phelps, que se retiró hace un año, acumula siete en un mismo certamen. La californiana apenas perdió una de las siete carreras que disputó, liderando el último triunfo con un buen primer relevo, y acompañó a su compatriota Katie Ledecky, con cuatro oros y dos récords mundiales registrados, como la principal figura en Barcelona, mejorando sus cuatro oros y un bronce de Londres 2012. Los récords pesaron más que los oros en la designación de Ledecky como mejor nadadora del mundial. La tensión de la última noche se produjo en la final varonil de los 4x100 combinados, cuando Ryan Lochte pareció impulsar el triunfo de Estados Unidos y su cuarto oro personal con el tercer relevo, sólo para ver cómo el equipo estadounidense era finalmente descalificado cuando su compañero Kevin Cordes se lanzó antes de tiempo en su segundo relevo. El triunfo final fue para Francia, que ya había batido a Estados Unidos en los 4x100 libres hace justamente una semana. Uno de los principales triunfadores de los últimos Juegos Olímpicos, el chino Sun Yang, se llevó con autoridad la final de los 1.500 libres, en que cedió la cabeza durante buena parte de la carrera al canadiense Ryan Cochrane antes de acabar sacándole 1,33 segundos de diferencia con un brutal cambio de ritmo en los 100 metros finales. El bronce fue para el italiano Gregorio Paltrinieri. Sun, con triunfos en los 400, 800 y 1.500 libres, fue designado el mejor nadador del mundial en rama masculina. Tras sus dos bronces en los 100 libres y 50 mariposa, la holandesa Ranomi Kromowidjojo volvió a exhibir su velocidad al imponerse a la australiana Cate Campbell, segunda, y la británica Francesca Halsall, en los 50 libres. El sábado, la lituana Ruta Meillutyte había establecido el récord mundial de los 50 pecho, modalidad no olímpica, en 29.48. Pero fue la rusa Yuliya Efimova, quien había logrado el récord anterior en semifinales, la última en reír, pues se llevó el oro en la final, por delante de Meilutyte y la estadounidense Jessica Hardy. El mundial registró seis nuevos récords del mundo, todos establecidos por mujeres. Las dos primeras medallas de la tarde fueron para Francia, con Camille Lacourt y Jerey Stravius acabando primero y segundo, respectivamente, la carrera varonil de los 50 espalda, siendo tercero el estadounidense Matt Grevers. Los 400 combinados fueron para el japonés Daiya Seto, mientras que el estadounidense Case Kalisz y el brasileño Thiago Pereira se llevaron la plata y el bronce, respectivamente. Pero la mayor ovación de la fanaticada local fue para la española Mireia Belmonte, segunda tras la húngara Katinka Hosszu en una frenética carrera en los 400 combinados en que la vencedora amenazó por momentos el récord que estableció en Londres la china Ye Shiwen, apenas séptima en esta ocasión. El bronce fue para la estadounidense Elizabeth Beibel. Aparte del poderío demostrado por Estados Unidos en la piscina del Palau Sant Jordi, en el mundial destacó la perfección de Rusia en la natación sincronizada, donde se llevó la totalidad de las siete pruebas en juego, repitiendo su barrido de Shanghai 2011. España contó siete medallas en natación sincronizada: Cuatro bronces y tres platas. Y Ucrania, tres bronces. El país anfitrión sí celebró con ganas su único oro del certamen, logrado por la selección de waterpolo femenil, que añadió así a su buen desempeño en Londres, cuando fue subcampeona. La plata en esta ocasión fue para Australia y el bronce, para Hungría, que sí se coronó campeona en categoría varonil al vencer a Montenegro en la final. La campeona olímpica Croacia se conformó con el tercer cajón del podio. En el mundial debutaron como modalidad los clavados de gran altura, que permitieron a Colombia sumar la primera medalla de oro de su historia, al coronarse campeón el veterano Orlando Duque, por delante del inglés Gary Hunt y el mexicano Jonathan Paredes. China, que acabó con 26 preseas totales, lideró durante los primeros 14 días de competencias el medallero global gracias a su dominio en los clavados a lo largo de la primera semana, cuando se llevó nueve oros de los 10 en juego. Pero la pujanza de Estados Unidos en natación, con 28 medallas de sus 33 totales, declinó finalmente la balanza para el país norteamericano, que consolidó a dos nuevas figuras como Franklin y Ledecky.

No te pierdas