Federer no se desanima pese caída en ranking

A sus 32 años y con su peor ranking en más de una década, Roger Federer no se desanima con su mala racha e insiste que su pasión por el tenis sigue encendida.
A sus 32 años y con su peor ranking en más de una década, Roger Federer no se desanima con su mala racha e insiste que su pasión por el tenis sigue encendida.
 A sus 32 años y con su peor ranking en más de una década, Roger Federer no se desanima con su mala racha e insiste que su pasión por el tenis sigue encendida.  (Foto: Getty, )
  • Dice que su pasión por el tenis está intacta, pese a no levantar tantos trofeos como antes

A sus 32 años y con su peor ranking en más de una década, Roger Federer no se desanima con su mala racha e insiste que su pasión por el tenis sigue encendida. "No hay duda que es bonito cuando se gana todo. Pero eso no significa que realmente ames el juego. Lo que te gusta es ganar, estar en las portadas, levantar trofeos, dar conferencias de prensa apacibles. Eso es lindo. Pero eso no significa que realmente lo ames", dijo Federer. "Eso tal vez se nota más cuando no juegas tan bien. Ganando o perdiendo, en una cancha de entrenamiento o en la cancha del partido, yo amo esto". Por eso se entiende que el astro suizo, en cuanto terminó de despachar en tres sets al esloveno Grega Zemlja el martes, en la primera ronda del US Open, se fue directo a practicar más golpes en una cancha de entrenamientos en vez de marcharse al hotel. "Ganar, estar en las portadas, levantar trofeos y dar conferencias de prensa apacibles es lindo. Pero eso no significa que realmente lo ames" Esta es una temporada muy atípica para Federer, el ganador de 17 torneos de Grand Slam y dueño del récord de más semanas como número uno del mundo. Viene de perder en segunda ronda en Wimbledon ante Sergiy Stakhovsky (el 116 del mundo), una derrota que le cortó una racha de 36 presentaciones en Cuartos de Final en las grandes citas. A ello se sumaron un par de derrotas ante rivales fuera del Top 100 en torneos de menor jerarquía. Apenas cuenta con un título en el año, conquistado en Halle, una pobre cosecha al considerar que tres veces ganó 10 en el mismo curso y que por lo menos se ha adjudicado tres desde 2001. No fue hace mucho cuando varios de sus rivales se daban por derrotados antes de entrar a la cancha, pero ya no. El argentino Carlos Berlocq, su oponente de segunda ronda en Flushing Meadows, reconoció que se entusiasmó bastante cuando supo que podría cruzarse con Federer. "Quería ganar en primera ronda para tener este desafío", dijo Berlocq. "Sé que va a ser muy duro, es difícil, pero bueno, ya tiene su añitos y en algún momento tiene que empezar a bajar su nivel". Pero el respeto sigue intacto, como lo expresó Zemlja. "Si es el séptimo cabeza de serie, o el cuarto, o el primero, eso es totalmente irrelevante", dijo Zemlja. "Es el mejor de todos los tiempos, así que no creo que la gente deba decir algo (negativo) sobre su actual nivel de juego. Se pierden y se ganan partidos, así es el tenis. Estoy seguro que le irá mejor aquí de lo que la ha ido en los últimos torneos".

No te pierdas