La Tribunera: Multa a Jason Kidd por 'hacer teatro'

El entrenador de los Brooklyn Nets, Jason Kidd, fue multado por la NBA con 50mil dólares por derramar intencionalmente un vaso de refresco en la cancha, en una táctica dilatoria para detener el juego.
El entrenador de los Brooklyn Nets, Jason Kidd, fue multado por la NBA con 50mil dólares por derramar intencionalmente un vaso de refresco en la cancha, en una táctica dilatoria para detener el juego.
 El entrenador de los Brooklyn Nets, Jason Kidd, fue multado por la NBA con 50mil dólares por derramar intencionalmente un vaso de refresco en la cancha, en una táctica dilatoria para detener el juego.  (Foto: Getty)
New York, Estados Unidos (EFE) -
  • Favor de actualizar flashplayer

Por demorar el partido ante los Lakers tras derramar un vaso de refresco en la duela

El entrenador de los Brooklyn Nets, Jason Kidd, fue multado por la NBA con 50mil dólares por derramar intencionalmente un vaso de refresco en la cancha, en una táctica dilatoria para detener el juego. El supuesto accidente de Kidd se produjo en los últimos segundos de una derrota de su equipo por 99-94 en casa, el miércoles frente a Los Angeles Lakers. Kidd negó que el derrame fuera intencional, pero las repeticiones de televisión vieron al técnico diciéndole "golpéame" al base de los Nets Tyshawn Taylor, mientras caminaba hacia él, con 8.3 segundos por jugar y cuando Brooklyn ya había agotado sus tiempos de consulta. Taylor siguió las instrucciones y tropezó con Kidd, quien derramó el líquido sobre la cancha, obligando a parar el reloj para limpiar el estropicio. Intencional o no, la demora trabajó en beneficio de Brooklyn, dando tiempo Kidd a elaborar una jugada final con la esperanza de anotar y cambiar la cara del partido, pero la táctica no funcionó y los Nets encajaron de todas formas su 11a derrota ante sólo 4 victorias en la campaña. Kidd sostenía un vaso de refresco a un costado de la cancha, mientras que el escolta de los Lakers Jodie Meeks estaba en la línea de tiros libres. Después de encestar Meeks su primer disparo para dar a los Lakers una ventaja de 96-94, Taylor se acercó a Kidd y chocó con su entrenador, que derramó la bebida en la cancha. "El vaso se me resbaló de la mano mientras me acercaba a Ty", dijo Kidd. "Tenía las palmas de las manos sudorosas".

No te pierdas