La Tribunera: Niños triquis, invitados de honor de los Lakers

Los niños basquetbolistas de la región triqui de Oaxaca fueron invitados de honor para un juego este viernes entre Los Angeles Lakers y los Minnesota Timberwolves en el Stapless Center.
Los niños basquetbolistas de la región triqui de Oaxaca fueron invitados de honor para un juego este viernes entre Los Angeles Lakers y los Minnesota Timberwolves en el Stapless Center.
 Los niños basquetbolistas de la región triqui de Oaxaca fueron invitados de honor para un juego este viernes entre Los Angeles Lakers y los Minnesota Timberwolves en el Stapless Center.
Ciudad de México -
  • Los niños triquis se hicieron famosos por jugar basquetbol descalzos en un festival mundial
  • Ya los habían invitado los Spurs a jugar un partido

Los niños basquetbolistas de la región triqui de Oaxaca fueron invitados de honor para un juego este viernes entre Los Angeles Lakers y los Minnesota Timberwolves en el Stapless Center. Los pequeños estaban fascinados con la idea de conocer a todos los ídolos que veían en la televisión en casa, saludarlos, e incluso pisar la misma duela por momentos, pues los dejaron estar en ella para convivir con ellos. "Fue emocionante, nunca le había tocado la mano a un jugador, aunque no estaba Kobe Bryant", declaró Dylan Hassan Ramírez Sánchez, de 11 años, que conocía por el televisor a la estrella de LA y agregó que "es algo que nunca vamos a olvidar, nunca imaginé esto, en mi tierra los veíamos en la tele, pero aquí es diferente, es emotivo." Por su parte, el coach Sergio Zúñiga cree que los niños merecen estas muestras, que se lo han ganado por el esfuerzo hecho. También dijo que los niños de la mentada región tienen generalmente la opción de emigrar o casarse desde jovenes y ser campesinos. "Se sienten más motivados que nunca para seguir persiguiendo el sueño, esa meta que un día nos trazamos y nos comprometimos todos: de que un día iban a terminar su carrera y de que el básquetbol les iba a abrir el cielo, aquí está la muestra de que cuando se quiere se puede", dijo el entrenador. Fernando León Félix, de 10 años, se dijo "muy feliz, emocionado de ver a los jugadores de la NBA en un partido, las canastas, los tapones, todo. Nunca pensé viajar a Los Ángeles, pisar la duela de los Lakers y mucho menos conocer a un jugador, es bonito." A todos estos jovencitos se les vio impresionados, boquiabiertos y sorprendidos en todo momento por lo que estaban viviendo, lo que se ganaron tras impresionar al mundo al jugar descalzos en el festival mundial de basquetbol infantil en Argentina.

No te pierdas