Paola Longoria hizo su 'cartita' a Santa Claus

La próxima edición de los Juegos Olímpicos es en el año 2016, pero desde esta Navidad, la mexicana Paola Longoria ya busca el mejor regalo tanto para ella como para las nuevas generaciones del...
La próxima edición de los Juegos Olímpicos es en el año 2016, pero desde esta Navidad, la mexicana Paola Longoria ya busca el mejor regalo tanto para ella como para las nuevas generaciones del racquetbol: hacer que este deporte sea olímpico.
 La próxima edición de los Juegos Olímpicos es en el año 2016, pero desde esta Navidad, la mexicana Paola Longoria ya busca el mejor regalo tanto para ella como para las nuevas generaciones del racquetbol: hacer que este deporte sea olímpico.  (Foto: Jessika Méndez)
Monterrey, Nuevo León -
  • La potosina lucha por hacer que el Racquetbol sea deporte olímpico
  • Longoria ha ligado 108 victorias y 27 títulos consecutivos 

La próxima edición de los Juegos Olímpicos es en el año 2016, pero desde esta Navidad, la mexicana Paola Longoria ya busca el mejor regalo tanto para ella como para las nuevas generaciones del racquetbol: hacer que este deporte sea incluido en la justa olímpica.

Longoria es embajadora de este deporte como la número uno del mundo en el ranking de la Women's Professional Racquetball Organization (WPRO), y tiene la misión de que el racquetbol sea reconocido por el Comité Olímpico Internacional y así lograr su sueño de estar en Río 2016.

"Tengo el trabajo, el gran sueño de llevar a mi deporte a unos Juegos Olímpicos y seguir con estas gestiones, nada me encantaría más que ver mi deporte en Juegos Olímpicos, ojalá me toque jugarlos, si no, también mínimo estar con esa satisfacción de que ok, no me tocó a mí, pero a las nuevas generaciones sí y contribuí con eso para que estuvieran en Juegos Olímpicos", mencionó Longoria en entrevista.

La jugador potosina de 24 años de edad es consciente de que la misión no es tan fácil, pero no pierde la fe en conseguirlo, pues no se dará por vencida.

"Sí es complicado más no imposible, la excelente labor que se está haciendo ahorita de que la gente conozca un poquito más de este deporte, que la Federación Internacional está apretando fuerte al Comité Olímpico, todos juntos haciendo este tipo de gestiones, yo como embajadora, demostrarle a la gente que este deporte es muy completo y a mi punto de vista, no porque lo juegue, pero pienso que es más deporte que muchos de los que están ahí", indicó.

Longoria también incluyó en su "cartita" a Santa Claus seguir con esa seguidilla de triunfos, puesto que cierra el 2013 con 27 títulos al hilo y 108 victorias consecutivas.

"Iniciar mi maestría en Ciencias Políticas en el 2014, que siga esta rachita invicta, que esté toda mi familia unida y salud; prepararme porque es un año importante para el deporte mexicano. Viene la siguiente temporada que finaliza hasta mayo del año que entra, el Campeonato Nacional para sacar a la Selección que va al Panamericano en Santa Cruz, Bolivia, en marzo. Vienen Juegos Centroamericanos, el Campeonato del Mundo en Toronto, Canadá; una agenda un poco intensa y seguirnos preparando para traer más torneos a México", destacó.

CONTENTA POR EL ESTRENO DE SU TORNEO

Lo cierto es que la racquetbolista está convencida que ya Santa le trajo un adelanto de la Navidad en su torneo Paola Longoria Invitation Tour celebrado en Monterrey hace unos días, ya que ahí llegó a su título 27, además de que todo le resultó excelente en cuanto a la organización y aceptación de la gente.

"Estoy contenta porque salió muy bien el torneo, me preocupaba la respuesta de la gente, que la cancha estuviera a tiempo, que las jugadoras se fueran contentas, yo creo que mi cartita de Santa Claus se adelantó, el poder cerrar el año con 27 títulos, compartir estos momentos con gente cercana a mí; salud y que vengan más triunfos en el 2014, ha sido un año maravilloso, no me puedo quejar de nada, 27 torneos, el Bicampeonato de los World Games, el Panamericano de la especialidad, y bueno, qué mejor cerrar el 2013 con mi propio torneo, de que hace cuatro años soñaba con hacerlo realidad", destacó.

EL CAMINO AL NÚMERO UNO DEL RANKING

Para llegar a esta buena racha, Paola tuvo que transitar por un camino difícil, en el que fue aprendiendo de derrotas para fortalecerse y llegar a ser a lo que hoy es: la número uno.

"Primero que nada para poder sumar cada título que tengo ahorita, me tocó sumar muchas derrotas, yo ya pasé por ese momento que era frustrante, Ronda Rajsich mi súper rival me ganaba muchas veces; a cada torneo le agarro una experiencia, pero sí estoy preparada para una derrota, no soy un robot", aclaró.

Desde los ocho años, Longoria se interesó por el racquetbol gracias a los campamentos de verano; pasaron 10 años para que la mexicana ganara su primer título profesional, en North Carolina, después llegó el US Open, donde se convirtió en la mujer latina más joven en ganar un torneo de esa magnitud, y fue ahí donde nació su sueño de ser la número uno.

"Fui muy deportista (desde niña), estuve en natación, gimnasia, taekwondo, jugué futbol, basquetbol, fui hasta porrista, siempre estuve involucrada en varios deportes, cada una me enseñó cosas muy bonitas, incluso me dieron habilidades que necesitaba para el racquetbol", recordó.

Su carrera ha tenido varios obstáculos, pero ha podido pasarlos gracias a su tenacidad.

"La falta de apoyo (piedra en el camino), yo soy de San Luis Potosí, pero represento a Baja California y estoy muy agradecida por todo lo que me han dado en mi carrera deportiva, ellos creyeron en mí, ellos me ayudaron con la gira del tour; dejé San Luis en el 2006, es cuando decidí jugar por Baja California; resido en Monterrey, la Universidad Autónoma de Nuevo León me permitió terminar mi carrera de Ingeniero Mecánico Administrador, poder combinar el deporte con los estudios".

LOS CUIDADOS COMO PROFESIONAL

Su carrera ha requerido de muchos sacrificios, como el convivir con amigos y familiares, pero la Navidad y les fiestas de fin de año, son intocables para Longoria.

-¿La número uno del mundo tiene cuidados especiales respecto a la comida en estas fechas decembrinas?- "Sí me cuido, pero tampoco me voy a sacrificar en no comer un tamal o la cena de Navidad, sólo hay que saberse medir; mi preparador físico es el que lleva mi nutrición y ha hecho un gran trabajo, mi dieta no es de prohibirme cosas, pero tengo debilidad de chocolates", reconoió.

LA NAVIDAD Y SUS RECUERDOS

-¿Recuerdas cuál fue tu mejor regalo de Navidad cuando eras niña?- "Mi cabbage patch, la verdad tenía una debilidad enorme por esas muñecas, todas gorditas, mi papá decía que eran muñecas con cara de puerco, pero me encantaba, olían muy bonito, las coleccionaba. Yo pedía muñecas, ropa, me encanta el glamour, Santa es muy bueno con las compras de ropa, también recuerdo cuando Santa me trajo mi primer coche, siempre me traía lo que pedía", contó.

-¿Cómo es la Navidad perfecta para Paola Longoria?- "El estar con mi familia, me encanta comer pavo, el espaguetti, la ensalada de manzana, todos los postres, los tamales que se hacen, ahora sí que es el mes de la engordadera total; tener la familia reunida, tener paz, es una Navidad perfecta, el tener salud, es lo más importante".

Para finalizar la entrevista, Paola Longoria envió un mensaje a sus seguidores. "Desearles una Feliz Navidad, que se la pasen muy bien, es el mejor mes del año y un próspero año nuevo, que todos los sueños los trabajemos día a día para hacerlos realidad".

No te pierdas