Team East 163, Team West 155; Irving robó triunfo a Durant en All Star

Un concierto de puntos se dio en New Orleans; de la mano de Kyrie Irving, el Este remontó y se llevó el triunfo 163-155 sobre el Oeste.
Un concierto de puntos se dio en New Orleans; de la mano de Kyrie Irving, el Este remontó y se llevó el triunfo 163-155 sobre el Oeste.
 Un concierto de puntos se dio en New Orleans; de la mano de Kyrie Irving, el Este remontó y se llevó el triunfo 163-155 sobre el Oeste.  (Foto: Getty)
Smoothie King Center, New Orleans, Estados Unidos -
  • Entre ambos equipos rompieron la marca histórica de puntos al sumar 318 esta noche

¡Espectacular! New Orleans cumplió nuevamente como anfitrión de un evento deportivo grande; si el Super Bowl XLVII pasó con calificación aprobatoria, el 63° NBA All Star no envidió nada a la NFL y demuestra que la ciudad de la flor de lis está más vigente que nunca. Un concierto de puntos se dio en New Orleans; de la mano de Kyrie Irving, el Este remontó y se llevó el triunfo 163-155 sobre el Oeste. Los 318 puntos anotados por ambos equipos destrozaron la marca anterior (303) establecida en el All Star de 1987. Irving no sólo dio el triunfo al Este tras una desventaja que llegó a tener de hasta 18 unidades. Sus 31 puntos, 14 asistencias y cinco rebotes lo hicieron acreedor al trofeo de Jugador Más Valioso, premio que apuntaba a quedar a las manos de Kevin Durant o Blake Griffin. La edición 63 del NBA All Star, que fue transmitida por el Canal Space, cumplió cabalmente en términos de espectáculo. Gary Clark Jr. y Snoop Dog se encargaron de dar la bienvenida a los 24 jugadores seleccionados, quienes tuvieron una entrada a la duela digna de “rockstars”. La juventud se impuso, casi la mitad de los seleccionados al Juego de Estrellas debutaban o estaban en su segundo año de elección. No defraudaron, al dar tremendo concierto de puntos en el Smoothie King Center y mostrar que tienen un nivel similar o incluso superior a las viejas leyendas NBA. LeBron James comenzó la cátedra aérea, un tiro de media distancia y una clavada en reversa hicieron retumbar el Smothie King Center, pero un drible y un pase de fantasía de Stephen Curry a Blake Griffin destrozaron los oídos de los 18 mil asistentes en el recinto de NOLA. Griffin se dio un festín en el aire, gracias a las certeras asistencias de Curry y Chris Paul, el delantero de poder de los Clippers atascó el balón en tres ocasiones consecutivas.  Kevin Durant y la multitud no podían creer la cátedra que daba Griffin. Kobe, quien no jugó por una lesión en la rodilla fue testigo de cómo el campeón de clavadas del 2011 se quedó a sólo dos puntos de lograr igualar la marca de más puntos en un sólo cuarto en el All Star, que lograra Glen Rice al haber anotado 20 puntos en el tercer cuarto en Gund Arena en Cleveland, Ohio. Una tremenda atascada de Dwight Howard y una colada de Tony Parker dieron ventaja al Oeste 44-42 sobre el Este al término del primer periodo. Para el segundo cuarto, DeMar DeRozan hizo presencia con par de coladas y una clavada a dos manos espectacular. Sin embargo, tres tiros de la periferia de Curry, Durant y Love ampliaron la ventaja del Oeste 79-71 cuando faltaban dos minutos. Un triple de “Durantula” a tres pasos de la línea divisoria levantó los aplausos de los fanáticos para que el Oeste se fuera con la ventaja 89-76 sobre el Este al descanso. Con el tiro del delantero de OKC, el “Wild, Wild West” quebró el récord de más puntos en una sola mitad (88) establecido por el equipo del Oeste en el 2012. En la segunda mitad, James y Wade se combinaron para un rally de 10-4, empero, Griffin, quien ya era dueño del aro remataría par de volcadas sin piedad que casi quebraron el tablero para ampliar la ventaja 115-101 cuando faltaban 6:08 minutos del tercer periodo. Una media vuelta de Roy Hibbert, un triple de Paul George y otro de Joe Johnson dieron oxígeno al Este para acercarse a sólo seis puntos con menos de dos minutos por jugarse. Un quiebre de John Wall dejó viendo aire a Damian Lillard. El jugador de los Wizards "hechizó" a su enemigo y llegó a la canasta para lograr una bandeja a dos manos y ganarse el aplauso del público para dejar al Este a sólo tres puntos de desventaja sobre su rival. Después de más de dos cuartos y tener hasta 18 puntos de desventaja, un triple de Carmelo Anthony y una clavada de Joakim Noah dieron ventaja al Este 142-140 ante la mirada de Kobe, en las tribunas. Un triple de Stephen Curry y par de tiros desde la línea de Durant mantuvieron cerrado el partido en los dos últimos minutos. Los francotiradores salieron a la vista; Durant e Irving se enfrascaron en un duelo desde la línea de tres, pero una conexión de larga distancia de “Melo” dio ventaja 159-155 al Este con un minuto para el final del partido, ventaja que ya no perderían. Un triple de “Melo” y una colada de “King” James sentenciarían el partido a favor de la Conferencia Este. New Orleans está vigente, viva. Hace un año lo demostró con el Super Bowl XLVII y ahora, el NBA All Star enseñó que la ciudad del Jazz es la perfecta anfitriona para combinar con cualquier deporte. El próximo año, las ciudades de New York y New Jersey recibirán la edición 64 del NBA All Star; la casa de los Knicks y Nets será la sede que albergará a una multitud hambrienta por seguir botando el balón.

No te pierdas