Pistorius se declaró inocente por cargos de asesinato

El proceso jurídico del campeón paralímpico sudafricano Oscar Pistorius, acusado de asesinar a su novia Reeva Steenkamp en febrero de 2013, se abrió este lunes en Pretoria.
Pretoria, Gauteng, Sudáfrica (EFE) -
  • El atleta se declaró "no culpable" del asesinato de su novia, Reeva Steenkamp
  • Medios locales llamaron al proceso "el juicio del siglo" en Pretoria
  • La primer testigo declaró haber escuchado "gritos que helaban la sangre"

El proceso jurídico del campeón paralímpico sudafricano Oscar Pistorius, acusado de asesinar a su novia Reeva Steenkamp en febrero de 2013, se abrió este lunes en Pretoria con el testimonio de una vecina que dijo haber oído a una mujer pegar "gritos que helaban la sangre" en el momento del drama. Al abrirse el juicio, que durará cerca de tres semanas y será retransmitido por televisión, el fiscal Gerrie Nel acusó al atleta de "matar intencionada e ilícitamente" a su novia, una conocida modelo de 29 años, en el Día de los Enamorados del año pasado. En respuesta, Pistorius, de 27 años, se declaró ante el juez "no culpable" del asesinato que se le imputa. También se declaró "no culpable" de otros cargos en su contra, como tenencia y uso de armas ilegales. "Justo después de las tres de la mañana, me despertaron unos gritos terribles de mujer (...) Estaba pidiendo socorro" Si se le juzga culpable de asesinato, el atleta, famoso por haber sido el primer doble amputado en competir en unos Juegos Olímpicos, en Londres 2012, podría ser condenado a 25 de prisión. La primera testigo en comparecer ante el tribunal, Michelle Burger, una profesora de universidad cuyo dormitorio está a 177 metros del de Pistorius, contó lo que escuchó la madrugada del drama. "Justo después de las tres de la mañana, me despertaron unos gritos terribles de mujer (...) Estaba pidiendo socorro", dijo Burger. "Luego escuché otros gritos, peores que los anteriores. La mujer estaba muy asustada (...) Supe que iba a ocurrir algo terrible". La testigo asegura haber escuchado a continuación cuatro disparos, lo que corresponde a los tiros que le pegó Pistorius a su novia, encerrada en el baño de su dormitorio. Después de los disparos, Burger añadió que escuchó a un hombre pidiendo ayuda. "Los acontecimientos de aquella noche fueron traumatizantes. El miedo que había en la voz de esa mujer es difícil de describir ante la corte" El abogado Barry Roux, contratado por el atleta, sometió luego a un intenso contrainterrogatorio a la testigo, insistiendo en porqué estaba tan segura de haber escuchado cuatro tiros, cuando su marido, que declarará más tarde en el proceso, habría escuchado cuatro, cinco o hasta seis. "Los acontecimientos de aquella noche fueron extremadamente traumatizantes para mí. El miedo que había en la voz de esa mujer es difícil de describir ante la corte (...) Escuché el terror en la voz de esa mujer", insistió Michelle Burger, que habló de "gritos que helaban la sangre". Oscar Pistorius dijo de nuevo que disparó contra la puerta del baño de su dormitorio creyendo que dentro había un ladrón, y no su novia. El drama se produjo sin testigos en la lujosa residencia de Pistorius, en un complejo de alta seguridad de Pretoria rodeado de muros y vigilado por guardias. "Creo que la acusación no tiene ninguna base para pretender que quise matar a Reeva", afirmó el deportista en una declaración liminar leída por su abogado Kenny Oldwage. "Aunque admito los disparos mortales contra Reeva, fue un accidente (...) Creía que Reeva estaba todavía en la cama", añadió, manteniendo su posición. "Aunque admito los disparos mortales contra Reeva, fue un accidente (...) Creía que Reeva estaba todavía en la cama" El abogado Oldwage añadió que la investigación policial empezó mal, porque según él, el lugar del crimen "fue contaminado" y "manipulado" por los agentes, que no tomaron suficientes precauciones. El fiscal Gerrie Nel, igual de firme en su posición, afirmó que el crimen, cometido sin testigos, fue premeditado. "El acusado disparó contra la víctima con la intención de matar", declaró. Cientos de periodistas, sudafricanos y extranjeros, están en Pretoria para cubrir las audiencias, que en su mayor parte podrán ser transmitidas en directo por televisión y radio. Para el proceso se ha creado incluso una cadena especial. De aquí al fin del proceso el 20 de marzo, los expertos -en balística, forenses y científicos- tendrán un papel muy importante, y tendrán que dilucidar entre otras cosas el ángulo de tiro de Pistorius, y desvelar el contenido de los teléfonos celulares de los dos protagonistas.

No te pierdas