Confirmaron que Ian Thorpe no volverá a competir

El nadador australiano Ian Thorpe no podrá volver a competir nunca más debido a la infección en el hombro que ha provocado su hospitalización, aseguró este miércoles su agente, James Erskine.
El nadador australiano Ian Thorpe no podrá volver a competir nunca más debido a la infección en el hombro que ha provocado su hospitalización, aseguró este miércoles su agente, James Erskine.
 El nadador australiano Ian Thorpe no podrá volver a competir nunca más debido a la infección en el hombro que ha provocado su hospitalización, aseguró este miércoles su agente, James Erskine.  (Foto: Getty)
Ciudad de México (EFE) -
  • El manager precisó que Thorpe no se encuentra en cuidados intensivos

El nadador australiano Ian Thorpe no podrá volver a competir nunca más debido a la infección en el hombro que ha provocado su hospitalización, aseguró este miércoles su agente, James Erskine. Erskine admitió que Thorpe contrajo una infección tras haberse sometido a una operación en el hombro, pero negó las informaciones de prensa aparecidas en la víspera que señalaban que el deportista podría perder la movilidad de su brazo izquierdo. "Son sólo conjeturas de la prensa. Al final del día tuvo una infección y como en todas estas cosas, (los médicos) le están tratando con total seriedad", dijo Erskine al canal ABC. El manager precisó que Thorpe no se encuentra en cuidados intensivos, y aunque es serio, nadie ha hablado de la posibilidad de perder la movilidad del brazo". Erskine explicó que Thorpe, cinco veces medallista olímpico, se rompió el hombro hace unos meses en una caída. Cuestionado sobre la posibilidad de que el nadador, de 31 años, pudiera regresar a la competición, Erskine fue claro: La respuesta es no, no va a volver a competir". Thorpe se retiró en 2006 tras una exitosa carrera entre 1998 y 2004, coronada por cinco oros olímpicos, once títulos mundiales y 13 récords mundiales. En febrero de este año, Thorpe comenzó a tratarse por una depresión tras aparecer desorientado en las calles de Sydney después de mezclar calmantes con antidepresivos.

No te pierdas