Nadal y Ferrer, otro duelo de viejos conocidos

Rafael Nadal, considerado el rey de la arcilla, y David Ferrer, el constante obrero del tenis, disputarán mañana su tercer duelo consecutivo en Roland Garros, tras la Final del año pasado lo que...
Rafael Nadal, considerado el rey de la arcilla, y David Ferrer, el constante obrero del tenis, disputarán mañana su tercer duelo consecutivo en Roland Garros, tras la Final del año pasado lo que garantiza una presencia española en Semifinales.
 Rafael Nadal, considerado el rey de la arcilla, y David Ferrer, el constante obrero del tenis, disputarán mañana su tercer duelo consecutivo en Roland Garros, tras la Final del año pasado lo que garantiza una presencia española en Semifinales.  (Foto: Getty)
París, Francia (Reuters) -
  • Nadal sufrió otras dos contra su compatriota Nicolás Almagro en Cuartos de Barcelona

Rafael Nadal, considerado el rey de la arcilla, y David Ferrer, el constante obrero del tenis, disputarán mañana su tercer duelo consecutivo en Roland Garros, tras la Final del año pasado lo que garantiza una presencia española en Semifinales. Aunque Ferrer nunca ha derrotado a Nadal a cinco sets y el balance de duelos anteriores es favorable al número uno del mundo (21 a 6), el duelo de mañana tiene una particular connotación. Fue en los Cuartos de Final de Montecarlo cuando se presentó la primera derrota de Nadal en la temporada europea de tierra batida, que en ediciones anteriores solía dominar. Luego, Nadal sufrió otras dos contra su compatriota Nicolás Almagro en Cuartos de Barcelona y frente al serbio Novak Djokovic en la final del Masters 1.000 de Roma. Esas tres derrotas, algo inédito desde que en 2005 Nadal comenzó su reinado en la tierra batida, hicieron que el mallorquín llegara a Roland Garros. Nadal, que reconoció que su temporada en tierra batida no ha sido tan brillante como en el pasado, no para de repetir que su evolución es ascendente. Eso, unido a que en París, Nadal atesora el récord de victorias (63) y que solo ha perdido un partido, en 2009 contra Robin Soderling, confieren al número uno del mundo cierto ascendente, sean cuales sean las circunstancias y el rival.

No te pierdas