Maratón de New York, Príncipe de Asturias de los Deportes

El maratón de New York recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes por ser la "carrera más popular" de este tipo que ha sabido aliar "deporte, espíritu ciudadano y repercusión mediática".
El maratón de New York recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes por ser la "carrera más popular" de este tipo que ha sabido aliar "deporte, espíritu ciudadano y repercusión mediática".
 El maratón de New York recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes por ser la "carrera más popular" de este tipo que ha sabido aliar "deporte, espíritu ciudadano y repercusión mediática".  (Foto: Getty)
Madrid, España (EFE) -
  • La prueba neoyorquina superó a otras 22 candidaturas al galardón

El maratón de New York recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes por ser la "carrera más popular" de este tipo que ha sabido aliar "deporte, espíritu ciudadano y repercusión mediática". "Con su itinerario a través de toda la ciudad, el Maratón de New York se convirtió en un evento que al aglutinar deporte, espíritu ciudadano y repercusión mediática empezó a resultar atractivo para algunos de los mejores especialistas del mundo en esta distancia", destacó la Fundación Príncipe de Asturias. El Maratón de New York se impuso a 22 candidaturas procedentes de Andorra, Eslovenia, Bélgica, Egipto, Estados Unidos, Filipinas, Japón, Líbano, Noruega, Portugal, Reino Unido, Ucrania y España. "No me sorprende en absoluto, porque el Maratón de New York es una prueba que congrega a miles de participantes después de muchos años, pasando de los poco más de 150 del primer año a los más de 50 mil de ahora" dijo Martín Fiz, que ganó el galardón en 1997 como integrante del equipo español de maratón. En su primera edición, en 1970, la competición tuvo sólo 127 corredores, que pagaron un dólar de inscripción, de los que apenas 55 cruzaron la meta tras recorrer los 42.195 kilómetros reglamentarios. El gran salto de la prueba se produjo en 1976, cuando su creador, Fred Lebow, modificó el recorrido alrededor del Park Drive del Central Park, en la isla de Manhattan, para hacerlo pasar por los cinco distritos de la ciudad, incluyendo la desangelada Staten Island, Brooklyn, Queens y el Bronx. Ese año participaron dos mil 90 atletas, entre ellos el bicampeón olímpico de Maratón alemán Frank Shorter, animados por la multitud. En 2013 finalizaron la prueba más de 50 mil corredores, "convirtiendo este Maratón en el más multitudinario del mundo", subraya la Fundación Príncipe de Asturias.

No te pierdas