Kvitova ganó 2do título en Wimbledon, arrolló a Bouchard

La checa Petra Kvitova, de 24 años, conquistó su segundo Wimbledon al arrollar en la Final a la canadiense Eugénie Bouchard, de 20, por 6-3 y 6-0, en tan solo 55 minutos.
La checa Petra Kvitova, de 24 años, conquistó su segundo Wimbledon al arrollar en la Final a la canadiense Eugénie Bouchard, de 20, por 6-3 y 6-0, en tan solo 55 minutos.
 La checa Petra Kvitova, de 24 años, conquistó su segundo Wimbledon al arrollar en la Final a la canadiense Eugénie Bouchard, de 20, por 6-3 y 6-0, en tan solo 55 minutos.  (Foto: Getty)
Ciudad de México (Reuters) -
  • Bouchard fue ganadora en categoría juvenil de Wimbledon hace dos años

La checa Petra Kvitova, de 24 años, conquistó su segundo Wimbledon al arrollar en la Final a la canadiense Eugénie Bouchard, de 20, por 6-3 y 6-0, en tan solo 55 minutos. La Campeona en el All England Club en 2011, que alcanzará el cuarto puesto del ranking en su próxima actualización, hizo valer su superioridad al servicio y desquició al resto a la joven canadiense Bouchard, que disputó su primera Final de Grand Slam. La de hoy era la primera Final de un gran torneo en la que se enfrentaban dos jugadoras nacidas en la década de 1990, signo de la ineludible renovación que afronta el circuito de la WTA. Bouchard, ganadora en categoría juvenil en Londres hace dos años, no dejó escapar un solo set en todo el campeonato y saltó a la pista dispuesta a no aumentar esa estadística. La canadiense se anotó el primer juego al saque en apenas dos minutos y mantuvo la calma cuando su rival comenzó a enviarle primeros servicios a 180 kilómetros por hora. La checa hizo valer su mayor experiencia para colocarse con ventaja de 5-2 al servicio, momento que aprovechó Bouchard para dar un golpe de efecto -el último que daría en el duelo- y forzar un nuevo juego en el que, finalmente, cedió por tercera vez su servicio y dejó ir su primer parcial en el torneo. En un segundo set inusualmente rápido, de tan solo 23 minutos, la checa cerró la final y, entre lágrimas, subió a las gradas para celebrar con su familia y su equipo técnico el segundo título de Grand Slam de su carrera.

No te pierdas