Rubio, consciente de mejorar a los Timberwolves

El movedor español Ricky Rubio volvió a ser el centro de atención en el inicio de la preparación de los nuevos Minnesota Timberwolves, que esta vez lo hicieron sin Kevin Love, traspasado a los...
El movedor español Ricky Rubio volvió a ser el centro de atención en el inicio de la preparación de los nuevos Minnesota Timberwolves, que esta vez lo hicieron sin Kevin Love, traspasado a los Cavaliers de Cleveland.
 El movedor español Ricky Rubio volvió a ser el centro de atención en el inicio de la preparación de los nuevos Minnesota Timberwolves, que esta vez lo hicieron sin Kevin Love, traspasado a los Cavaliers de Cleveland.  (Foto: Getty)
Ciudad de México (Reuters) -
  • Ricky Rubio iniciará su cuarta temporada como jugador de los Timberwolves

El movedor español Ricky Rubio volvió a ser el centro de atención en el inicio de la preparación de los nuevos Minnesota Timberwolves, que esta vez lo hicieron sin Kevin Love, traspasado a los Cavaliers de Cleveland. Rubio, de 23 años, que entra en la cuarta temporada con los Timberwolves, no quiere hablar de un nuevo contrato, ni mucho menos de la ausencia de Love, sino de estar centrado en hacer mejor al equipo de lo que ha sido en las últimas 10 temporadas. "El año pasado Kevin (Love) era la estrella. Era su equipo. Ahora nos toca a jugadores como Kevin Martin y a mí tener que dar un paso adelante y hacer que seamos mejores como conjunto y estoy convencido que vamos a lograrlo por lo que me siento muy motivado y listo", admitió Rubio. Durante sus primeras tres temporadas con los Timberwolves, Rubio no tuvo problemas en ceder el liderazgo a Love cuando era necesario, porque comprendía que su ex compañero era lo más importante dentro de la franquicia. Pero Love no tenía en sus planes seguir con ellos y decidió irse a los Cavaliers, que a cambio les dieron a los Timberwolves a los canadienses, el alero Andrew Wiggins y el ala-pivote Anthony Bennett, además del alero Thaddeus Young, que llegó de los Sixers de Filadelfia. Wiggins y Bennett, ambos elegidos con el número uno en los dos últimos sorteos universitarios, han transformado de forma inmediata el valor y la proyección de la plantilla de los Timberwolves, que ahora si tendrán a Rubio como el jugador que asuma toda la responsabilidad de dirigir e imponer el ritmo de juego, que era mucho mejor a su estilo dinámico y pleno de atletismo. Tanto Saunders como toda la organización son conscientes que con el nuevo proceso de reconstrucción del equipo, Wiggins en un futuro será el jugador franquicia, pero hasta que eso suceda Rubio debe ser la piedra angular que permita que ese proceso llegue a buen puerto y que además los Timberwolves sean también un equipo ganador.

No te pierdas