Federer, optimista para estar en la Copa Davis

En medio de la polémica y a tres días de la Final de Copa Davis contra Francia, el tenista suizo Roger Federer se mostró optimista en cuanto a la evolución de su lesión de espalda y prevé jugar...
Lille, Francia (Notimex) -
  • El actual subcampeón olímpico admitió que hay una leve mejoría en su lesión de espalda

En medio de la polémica y a tres días de la Final de Copa Davis contra Francia, el tenista suizo Roger Federer se mostró optimista en cuanto a la evolución de su lesión de espalda y prevé jugar este viernes.

Las molestias físicas que lo obligaron a no presentarse a la Final de la Copa de Maestros el domingo prendieron las alarmas en la escuadra helvética y desde entonces su participación frente a los galos ha sido una incógnita.

En vísperas al sorteo del jueves para definir la serie final, se llevó a cabo la conferencia de prensa del equipo suizo, donde imperaron dos temas, el estado físico de número dos del orbe y el pleito entre su esposa, Mirka Vavrinec, y su compatriota Stanislas Wawrinka.

En cuanto al primer punto, el actual subcampeón olímpico admitió que hay una leve mejoría pero no se animó a dar un pronóstico sobre si jugará o no el viernes 21.

“No lo suficientemente bien como para ser capaz de entrenar. Está un poco mejor que el domingo y el lunes. Avanzo a pasos pequeños, pero espero poder jugar. Si vine acá, es por eso. Por suerte mis compañeros están aquí, lo cual me permite estar bien mentalmente, ser positivo”, explicó.

“Ahora estoy sólo con tratamiento y sin hacer mucho, sólo caminando un poco, haciéndome masajes”, añadió en medio de una broma entre “Stan” y él acerca de su poca actividad con lo que pusieron paños fríos al ríspido ambiente que se vivió en su último choque.

La dupla ganadora de la medalla de oro en Beijing 2008 se midió en semifinales de las Finales de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), el cual se definió en tres sets a favor de Federer.

Sin embargo, Wawrinka se quejó con el juez de silla de que la mujer de su oponente hacía ruido cuando él sacaba e incluso hubo un intercambio de palabras que dispararon una ola de especulaciones sobre una discusión que llegó hasta los vestidores al final del juego.

“Tuvimos una charla luego del encuentro. Todo está resuelto sobre esa situación. No hay rencores.

Estamos disfrutando el momento aquí. Somos amigos, no enemigos”, aclaró Federer.

No te pierdas