'Counter' letal, De la Luz cayó y acabó sin metal

Alam de la Luz no pudo con la rapidez y el contragolpe del colombiano Ceiber Ávila. El púgil mexicano fue derrotado por decisión unánime y se quedó en el camino para disputar una presea en la...
Alam de la Luz no pudo con la rapidez y el contragolpe del colombiano Ceiber Ávila. El púgil mexicano fue derrotado por decisión unánime y se quedó en el camino para disputar una presea en la Division de -52 kilogramos.
 Alam de la Luz no pudo con la rapidez y el contragolpe del colombiano Ceiber Ávila. El púgil mexicano fue derrotado por decisión unánime y se quedó en el camino para disputar una presea en la Division de -52 kilogramos.  (Foto: Notimex)
Boca del Río, Veracruz -
  • El mexicano se vio motivado a pesar de la derrota

Alam de la Luz no pudo con la rapidez y el contragolpe del colombiano Ceiber Ávila. El púgil mexicano fue derrotado por decisión unánime y se quedó en el camino para disputar una presea en la Division de -52 kilogramos.

De la Luz fue recibido por tremendo gancho de zurda que casi lo hizo besar la lona y el cafetero no titubeó y aplicó otro volado con la siniestra que cimbró la cabeza del Tricolor.

"No pude alcanzar el Bronce, pero no bajaré los brazos"

Para el segundo, el dominio de Ávila se acentuó. Ganchos y golpes a la zona hepática del mexicano casi lo doblan, las cuerdas lo alcanzaron a salvar.

Alam salió a buscar terminar con el colombiano por la vía rápida, sus golpes eran evadidos con facilidad por Ávila y recetados por sendos counters.

El mexicano aseguró que a pesar de haber conocido a su rival con anticipación, no pudo ante la férrea defensa del cafetero durante el combate.

"Lo conecté (en casi toda la pelea), pero se alcanzó a recuperar y poco a poco fue equilibrando. No pude alcanzar el Bronce, pero no bajaré los brazos", expresó.

"Estuve mal con la guardia, ya había peleado con él. Sabía que el contraataque era su fuerte. Lo alcancé a conectar al último, busqué el golpe que lo llevara a la lona pero pues al final no pude", concluyó.

No te pierdas