Perdí el Tour, pero no la vida: Contador

El ciclista español Alberto Contador no está resentido por haber tenido que abandonar este año el Tour de Francia, porque sabe que podría haber sido peor.
El ciclista español Alberto Contador no está resentido por haber tenido que abandonar este año el Tour de Francia, porque sabe que podría haber sido peor.
 El ciclista español Alberto Contador no está resentido por haber tenido que abandonar este año el Tour de Francia, porque sabe que podría haber sido peor.  (Foto: )
(Reuters) -
  • Para el ciclista español, su caída en la prueba reina pudo ser fatal
  • Ve a Froome como favorito al título del Tour de Francia 2015

El ciclista español Alberto Contador no está resentido por haber tenido que abandonar este año el Tour de Francia, porque sabe que podría haber sido peor.

"Podría haber muerto en la caída", afirmó en una entrevista que divulgó este miércoles la cadena británica BBC.

Contador, de 32 años, se fracturó la tibia derecha tras caer en el descenso del Petit Ballon durante la décima etapa del Tour de Francia, en el kilómetro 64 de la carrera.

"Cuando pienso en que iba a 77 kilómetros por hora en el momento de la caída y que solamente me rompí la tibia, a fin de cuentas, es bueno. Tal vez perdí el Tour, pero no la vida", dijo el ciclista español.

El último Campeón de la Vuelta, que entrena en Gran Canaria para preparar la conquista del próximo Tour de Francia, admitió que el accidente fue su culpa, pero negó que haya forzado para recuperar el tiempo perdido durante la carrera.

"Mucha gente ha hablado sobre el accidente y ha dicho cosas que no son verdad", afirmó Contador a la cadena británica.

"Me relajé, miré hacia delante y vi el camino despejado, entonces metí la mano en mi bolsillo para coger algo de comer y fue ahí cuando algo me golpeó, mi bicicleta saltó y perdí el control", relató.

El corredor madrileño (Tinkoff) explicó también que al principio pensó que había escapado con heridas superficiales, pero que pronto se dio cuenta de que era algo más.

Fue entonces cuando el médico le vendó la pierna por debajo de la rodilla y le dio una nueva bicicleta para poder continuar, pero media hora después se despidió de sus compañeros y se retiró del Tour.

"El problema no era el dolor que sentía en mi tibia, sino la idea de que estaba en muy buena forma pero que no podía seguir adelante", dijo el ciclista.

El "pistolero" de Pinto se proclamó vencedor de la 69 edición de la Vuelta a España y lo hizo en la ciudad de Santiago de Compostela, mientras que Froome se subió al segundo escalón del podio, tal y como sucedió en 2011.

"Algunas personas han dicho (para la carrera del próximo año) que no es para Froome porque no es una prueba de fondo y es más para los escaladores...pero, ¿Froome no es un escalador? Por supuesto que lo es,

"Fue el mejor escalador en el año 2013 y sigo pensando que él es el favorito para el próximo año", concluyó Contador.

No te pierdas