New York recibe el NBA All Star en crisis deportiva

New York ya respira basketball en sus calles, la "Gran Manzana" se transformó en aros y balones y recibirá el NBA All Star (al lado de Brooklyn) en una de sus peores crisis deportivas.
New York ya respira basketball en sus calles, la "Gran Manzana" se transformó en aros y balones y recibirá el NBA All Star (al lado de Brooklyn) en una de sus peores crisis deportivas.
 New York ya respira basketball en sus calles, la "Gran Manzana" se transformó en aros y balones y recibirá el NBA All Star (al lado de Brooklyn) en una de sus peores crisis deportivas.
Nueva York -
  • La directiva de los Knicks confiará en "Melo" un año más

New York ya respira basquetbol en sus calles, la "Gran Manzana" se transformó en aros y balones y recibirá el NBA All Star (al lado de Brooklyn) en una de sus peores crisis deportivas.

Carmelo Anthony y los Knicks parecían los anfitriones perfectos al inicio de la temporada, una costosa nómina, la remodelación de una parte del Madison Square Garden y el prestigio de ser la meca del espectáculo eran credenciales suficientes para dar un espectáculo de primer mundo.

Tras 53 partidos (más de la mitad de la temporada regular), los Knicks son el peor equipo de la NBA con apenas 10 triunfos y 43 derrotas, y se enfilan a la peor temporada en toda su historia.

Los Knicks han tenido dos campañas de 21 triunfos (1960-1961 y 1962-1963) en 68 años de existencia, las peores en su historial. Sin embargo, se jugaban 80 juegos por temporada en aquellos años en vez de 82.

Lo único que presume New York en la actualidad son rachas negativas, como perder 34 de los primeros 39 partidos, son el peor equipo de la División del Atlántico, anotan 92.5 puntos por partido, penúltimos en la Liga y han estado plagados de lesiones. 'Melo' y Amar'e Stoudmire se han perdido al menos la mitad de la temporada.

"No podemos dejar que nos atrape la historia, los récords y el número de partidos", dijo Derek Fisher, el coach del equipo.

Al ver la campaña perdida, la gerencia comenzó a bajar la nómina al mandar a J.R. Smith e Imán Shumpert a Cleveland, espacio que les dará solvencia económica para traer agentes libres el próximo año.

La directiva confiará en "Melo" un año más; aún si terminan los Knicks con la peor marca no tienen la primera selección colegial asegurada por el método de lotería que usa la NBA para el Draft.

En medio de la incertidumbre y un lejano éxito en su equipo, la ciudad de New York recibe el Juego de las Estrellas junto con Brooklyn.

No te pierdas