Ferrer igualó a Muster y es rey indiscutible de Acapulco

El 'Rey' David volvió a Acapulco, Ferrer desapareció al japonés Kei Nishikori de la cancha y recuperó el trono del Abierto Mexicano de Tenis, donde ya igualó al austriaco Tomas Muster con cuatro...
Acapulco, Guerrero -
  • El español ganó por cuarta vez el AMT y sumó el título 24 de su carrera

El 'Rey' David volvió a Acapulco, Ferrer desapareció al japonés Kei Nishikori de la cancha y recuperó el trono del Abierto Mexicano de Tenis, donde ya igualó al austriaco Tomas Muster con cuatro títulos.

Ferrer demostró que el puerto guerrerense es su segunda casa. Mientras que Nishikori se vio lento y sin energía sobre la cancha, le pasó factura la fatiga acumulada durante la semana. El asiático sucumbió como muñecos favoritos lo han hecho ante al calor acapulqueño.

Por momentos pareció que sería una Final pareja, con largos peloteos y puntos muy disputados, pero Ferrer no dio espacio a la duda y refrendó con seguridad su mandato, que había perdido en 2013 a manos de su compatriota Rafael Nadal.

El alicantino mostró una leve fisura al perder ventaja de un quiebre en el séptimo game del primer set. Pero el nipón no estaña fino y pronto dejó la mesa puesta para David, que no desaprovechó y cerró el capítulo 6-3.

La gente no podía contener la emoción y se dejaba llevar por el momento, mientras el japonés se desmoronaba pedazo a pedazo. Un quiebre temprano en el segundo set, lo dejó enfilado a su tumba.

Ferrer lucía firme, como siempre no daba una pelota por muerta y metía todo del otro lado de la cancha, pocos fuero los errores del ibérico, que llegó decidido a reconquistar la cima.

Llegó un nuevo break y Ferrer ya rasguñaba de nuevo el Guaje de Plata. Nishikori sacó la bolsa de trucos y con una dejadita mágica recuperó algo de esperanza, pero delante había un guerrero experimentado y que hoy fue una pared infranqueable.

No un tímido "arigato" que bajó de la tribuna ayudó al primer favorito, que se desquitó con su raqueta tras una doble falta que lo dejaba al borde de un nuevo quiebre. El público se lo reprochó, pero después rectificó y quiso terminar en paz con el japonés, el premio fue una sonora ovación.

Nishikori no quería irse sin dar una última pelea. Se levantó dos veces, la segunda cuando el español debía 5-4 para el título. Mas Ferrer tenía la última palabra y de nuevo devolvió todo para apagar el ímpetu del asiático y asegurar el Campeonato con su servicio por parciales de 6-3, 7-5.

Ferrer cortó una racha de cinco derrotas consecutivas contra Kei Nishikori y sumó el título 24 de su carrera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×