Melquiades, el camino de ser niño Triqui

A pesar de la adversidad y carencia de recursos, los niños Triquis saben rebasar cualquier obstáculo a través del básquetbol y han logrado triunfos a nivel internacional.
Melquiades, el camino de ser niño Triqui
Ciudad de México -
  • El baloncesto dio a la nueva generación de Triquis la oportunidad de un futuro

A pesar de la adversidad y carencia de recursos, los niños Triquis saben rebasar cualquier obstáculo a través del básquetbol y han logrado triunfos a nivel internacional.

"Nunca rendirse" es el lema que los lleva a la victoria y lo aprenden en la Academia de Baloncesto Indígena de México (ABIM), donde ofrece a los niños la oportunidad de vivir en Oaxaca de Juárez y recibir educación, entrenamiento profesional, tres comidas al día y, para los que demuestren mayor talento, la oportunidad de competir en todo el mundo.

El baloncesto dio a la nueva generación de Triquis la oportunidad de un futuro que nunca hubieran imaginado. Esta es la historia de Melquiades, un niño originario de Río Venado, Oaxaca, a quien ser parte del equipo más popular de basquetbol en México le cambió la vida.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×