Federer criticó seguridad en Roland Garros

Arrancó Roland Garros en una sólida jornada dominical en la que el suizo Roger Federer era el encargado de darle brillo y lo hizo en la pista con una contundente victoria ensombrecida en el final,...
Arrancó Roland Garros en una sólida jornada dominical en la que el suizo Roger Federer era el encargado de darle brillo y lo hizo en la pista con una contundente victoria ensombrecida en el final, cuando un aficionado saltó para tratar de hacerse un
 Arrancó Roland Garros en una sólida jornada dominical en la que el suizo Roger Federer era el encargado de darle brillo y lo hizo en la pista con una contundente victoria ensombrecida en el final, cuando un aficionado saltó para tratar de hacerse un  (Foto: Getty)
París, Francia (Reuters) -
  • Un espontáneo quiso tomarse una 'selfie' con Roger Federer en la cancha

Arrancó Roland Garros en una sólida jornada dominical en la que el suizo Roger Federer era el encargado de darle brillo y lo hizo en la pista con una contundente victoria ensombrecida en el final, cuando un aficionado saltó para tratar de hacerse un "selfie" con el número dos del mundo.

El incidente no pasó a mayores, pero la ruda reacción del helvético lo elevó a la categoría de afrenta y obligó al director del torneo a bajar al terreno mediático para pedir disculpas.

Federer no había temblado en la pista para derrotar al colombiano Alejandro Falla (6-3, 6-3, 6-4) que no le ha ganado ninguno de los seis duelos, pero al final del partido su rostro se torció. Un joven había saltado el cordón de seguridad y se aproximó con una cámara en la mano.

Estuvo cerca del tenista, pero un agente logró reducirlo antes de que lograra la instantánea. Pero Federer reabrió el incidente ante los periodistas

"No estoy nada contento, pero nada", remarcó el número dos del mundo, al que las disculpas del director del torneo no le sirvieron mostrar su cólera.

"Es verdad que no ha pasado nada, pero es una situación que uno no quiere vivir", dijo el tenista, que recordó que la víspera le sucedió algo similar con tres niños cuando entrenaba y que no dudó en hablar del caso de Monica Seles, apuñalada en Hamburgo en 1993.

El incidente alcanzó las máximas dimensiones cuando el director del torneo tuvo que dar la cara para reconocer un "error de apreciación", para seguidamente enviar un mensaje de tranquilidad y asegurar que el dispositivo es "suficiente".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×