¡Nadal no es favorito en París!

El mes de mayo siempre resalta en el calendario de Rafael Nadal por dos simples razones: es temporada de arcilla y Roland Garros.
El mes de mayo siempre resalta en el calendario de Rafael Nadal por dos simples razones: es temporada de arcilla y  Roland Garros.
 El mes de mayo siempre resalta en el calendario de Rafael Nadal por dos simples razones: es temporada de arcilla y Roland Garros.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • Tiene sólo dos victorias ante jugadores Top 10 este año
  • Desde Roland Garros 2014, sólo ha ganado un título y fue de nivel 250

El mes de mayo siempre resalta en el calendario de Rafael Nadal por dos simples razones: es temporada de arcilla y  Roland Garros. Pero este año las cosas no han pintado tan buenas para el español, que llegará en su peor momento al segundo Grand Slam de la temporada, ese que siempre parecía un título seguro en su palmarés.   Como el mejor jugador sobre tierra batida de la era moderna y tal vez de todos los tiempos, no hay quien le discuta a Nadal su dominio en París, salvo un descuido en 2009 ante el sueco Robin Soderling.    Desde 2005, ganó nueve de los 10 títulos disponibles y es el amo del torneo, incluidas las dos eras del tenis: Amateur y Open. Sin embargo, esta vez llega con el ranking más bajo desde aquella primera vez que con casi 20 años sorprendió al mundo al eliminar al suizo Roger Federer en Semifinales y después coronarse en la Final.   Nadal es séptimo en la clasificación de la ATP, aunque la baja del canadiense Milos Raonic le permite ser el sexto sembrado. Escaso alivio, pues desde 2004 nadie se ha coronado tras llegar debajo de los primeros cuatro en el escalafón mundial, si bien ninguno era tan bueno como el mallorquín en polvo de ladrillo.   El tenista de Manacor estaba acostumbrado a llevarse al menos uno de los Masters 1000 previos a Roland Garros. Este año, sólo tiene un título de categoría ATP 250 (Buenos Aires) y es el único torneo que ha ganado desde que alzara su novena corona en París en junio de 2014.   Justo después de la cita parisina inició su declive. Cayó cuarta ronda de Wimbledon, luego una lesión en la muñeca izquierda lo dejó fuera de la gira por Estados Unidos y el US Open. Intentó volver para la temporada bajo techo, pero sufrió una apendicitis y optó por descansar el resto del año.   ¿NADAL, ACABADO?   Un “flashback” a 2012. Nadal gana su séptimo Roland Garros y después se despide en segunda ronda de Wimbledon. Una lesión en la rodilla le impide disputar los Juegos Olímpicos y a la postre lo aleja de las canchas durante siete meses.   Para la 2013 no diputa el Abierto Australia y ya recuperado regresa en el torneo de Viña del Mar, donde iniciaría el mejor año de su carrera. El manacorí terminó la temporada con 10 títulos, dos de ellos de Grand Slam (Roland Garros y el US Open) y cinco Masters 1000.   Pero esta vez, la historia no fue tan dulce y la recuperación no ha dado los frutos de 2013. En lo que va del presente año, tiene sólo dos victorias en siete enfrentamientos ante jugadores Top 10. Una fue ante David Ferrer y la otra contra Tomas Berdych.   Hoy, su 15o Grand Slam luce lejano, pues en su lado del cuadro están el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, Campeón del Abierto de Australia y ganador de cuatro de los cinco Masters 1000 que se han jugado en el año; y el británico Andy Murray, quien lo arrasó en la Final de Madrid hace un par de semanas.   Con todo y su mal momento, nunca se puede descartar a Nadal en la arcilla de la capital gala, incluso, las casas de apuestas lo colocan por encima de Murray y Federer en la lista de favoritos. Pero por delante está “Nole”, a quien podría enfrentar en Cuartos de Final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×