Revelan 'amaños' en torneos de tenis juveniles

Los torneos juveniles de tenis de la Federación Internacional de Tenis (ITF) en España han sido inundados por apostadores, por gente que gusta de "invertir" su dinero "on-line" y grupos de jóvenes...
Los torneos juveniles de tenis de la Federación Internacional de Tenis (ITF) en España han sido inundados por apostadores, por gente que gusta de "invertir" su dinero "on-line" y grupos de jóvenes que han llegado a amenazar a jugadores.
 Los torneos juveniles de tenis de la Federación Internacional de Tenis (ITF) en España han sido inundados por apostadores, por gente que gusta de "invertir" su dinero "on-line" y grupos de jóvenes que han llegado a amenazar a jugadores.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • Los apostadores ofrecen dinero a los participantes por favorecer sus pronósticos

Los torneos juveniles de tenis de la Federación Internacional de Tenis (ITF) en España han sido inundados por apostadores, por gente que gusta de “invertir” su dinero “on-line” y grupos de jóvenes que han llegado a amenazar a jugadores de las ramas varonil y femenil, si no colaboran con ellos.

"Oye! ¡Te doy 5.000 euros si pierdes este juego con tu servicio!", gritó en pleno partido un espectador a una jugadora que disputaba el IV Torneo Internacional Femenino WTA en Valdebernardo, Madrid según el portal español Marca.com.

Según el portal, grupos de unos 20 jóvenes “cazan” torneos y casi todos llevan móvil en la mano para apostar “on-line” continuamente durante el encuentro.

Los torneos con mayor asistencia de apostadores son los 10.000, Future y Challenger que se organizan en España.

A pesar de que hay ciertos controles sobre las apuesta en los torneos, los “inversores” han encontrado formas de ganar dinero fácil asistiendo a los partidos y apostando en vivo. La ITF obliga a los jueces que dirigen los partidos de sus torneos a transmitir en directo los resultados a través de un PDA a la web de Livescore, sitio que da los resultados deportivos “en vivo”.

Sin embargo, el grupo de apostadores descubrió que hay un retraso en los partidos donde pueden colocar su dinero y ganar: es el momento en que el juez de silla canta el punto y el instante en que dicho resultado aparece en Livescore, ahí, transcurren 20 ó 30 segundos, tiempo suficiente para invertir una cantidad al ganador ya que lo saben con “anticipación”.

Esto significa que si alguien acude al partido en persona y escucha en directo al juez con el móvil en la mano, puede consignar su apuesta con la ventaja de saber antes lo que ha sucedido. Una triquiñuela, aunque legal. Lo que sucedió a partir de ahí fue una escalada, alimentada por la codicia y de tintes bastante más siniestros.

Según Marca, los “jóvenes grupos” ofrecen dinero a los participantes por dejarse ganar o favorecer sus pronósticos, algunos rayan en lo increíble al gritarlo en pleno partido. En caso de una negativa, los tenistas reciben llamadas de amenaza o “llamadas de atención”.

Los clubes o instalaciones públicas no han erradicado el problema, debido a que no hay una regulación o reglamento por escrito que prohíba a los apostadores asistir a los torneos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×