La sala de trofeos de un campeón de F1

Nigel Mansell, excampeón mundial de Fórmula 1 en 1992, abrió las puertas de su hogar en la Isla de Jersey para recordar el Gran Premio de México, el cual considera una de las experiencias más...
 Nigel Mansell, excampeón mundial de Fórmula 1 en 1992, abrió las puertas de su hogar en la Isla de Jersey para recordar el Gran Premio de México, el cual considera una de las experiencias más gratificantes de su carrera
Ciudad de México -
  • Nigel Mansell ganó el último Gran Premio celebrado en México

Nigel Mansell, excampeón mundial de Fórmula 1 en 1992, abrió las puertas de su hogar en la Isla de Jersey para recordar el Gran Premio de México, el cual considera una de las experiencias más gratificantes de su carrera.

“Lo recuerdo todo. Fue una carrera increíble, inolvidable, sobre todo al final. Tenía llantas viejas e iba tomando la recta cuando, de pronto, apareció en mi espejo un auto con humo saliendo de las ruedas que me trataba de rebasar por la derecha. Tenía que moverme a la izquierda porque, de lo contrario, los dos hubiéramos tenido un accidente".

Mansell, quien pertenecía a la escudería Williams-Renault, se adjudicó dos GP de México (1987 y 1992) y desde entonces creó una relación con el país azteca, ya que le tocó vivir todo el desenlace del terremoto de 1985.

“Mi sentimiento hacia México es muy intenso. La primera vez que corrí ahí fue justo después del terremoto, en 1985. El Presidente de México (Miguel de La Madrid) puso a nuestra disposición un helicóptero para llevarme del hotel al circuito, porque el tráfico era muy intenso. Fue una experiencia muy fuerte ver todo lo que había sucedido desde arriba. Me impactó mucho".

Para leer la entrevista completa de Nigel Mansell, visita Life&Style.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×