La ignorancia, responsable de dopaje en mexicanos

El dopaje de la voleibolista mexicana, Martha Revueltas, dado a conocer hace unos días por la CONADE, abrió un nuevo archivo sobre las sustancias prohibidas en el deporte femenino del país.
 El dopaje de la voleibolista mexicana, Martha Revueltas, dado a conocer hace unos días por la CONADE, abrió un nuevo archivo sobre las sustancias prohibidas en el deporte femenino del país.
Ciudad de México -
  • El antidoping es una manera de tratar que la competencia sea justa y pareja para todos

El dopaje de la voleibolista mexicana, Martha Revueltas, dado a conocer hace unos días por la CONADE, abrió un nuevo archivo sobre las sustancias prohibidas en el deporte femenino del país, que incluye a la ondina Perla Ramírez (Atlanta 96); la nadadora Daniela Villegas; las ciclistas Belem Guerrero y Nancy Contreras (Centroamericanos 98); la corredora Blanca López (Maratón Guadalajara 99) , hasta (en el nuevo siglo) la fallecida medallista de oro Soraya Jiménez, la también pesista Carolina Valencia, la velocista Zudikey Rodríguez y la ondina Nuria Diosdado. También reabre más preguntas: ¿Cómo se informan las atletas al respecto? o ¿cuáles son las medidas que toman para evitarlo; la presión y responsabilidad que sienten al querer rendir más?

Las atletas contestan:

Toma la palabra la subcampeona panamericana de taekwondo, Paulina Armería, quien, por ejemplo, no sabía que tenía que orinar en un vaso frente a otra persona, que sin perderla de vista, le daba indicaciones para que de manera meticulosa llevara a cabo el protocolo de su primera prueba antidopaje. Ese preciso día era también su primera visita en el Comité Olímpico Mexicano (COM) y los miembros de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) determinaron que todos los presentes en la práctica de taekwondo harían el examen.

“Tenía 17 años y sabía que existían las pruebas, pero no tenía idea de cómo eran; me tardé mucho en llenar el vasito por pena”. Dos años después lo entiende “un poco más pues ya estoy a nivel de selección nacional, me parece que está muy bien que se lleven a cabo dichas pruebas porque desgraciadamente no todo el mundo del deporte es gente honesta. El antidoping es una manera de tratar que la competencia sea justa y pareja para todos”.

Las sustancias con las que Martha Revueltas dio positivo (Oxilofrine y Phenetylamine), prohibidas por el listado de la AMA y que en su momento, el titular de la Federación Mexicana de Voleibol, Jesús Perales, argumentó fueron resultado de consumir un suplemento alimenticio para bajar de peso, dan cuenta de situaciones que viven las atletas dentro de la competencia.

La también taekwondoína Jannet Alegría, quien tiene que pesar menos de 49 kilos para mantener la categoría, alguna vez ha pensado: “‘me laxo’, la verdad, te soy sincera, pero a estas alturas del partido lo piensas dos veces, más cuando vas a Juegos Olímpicos o Panamericanos”.

Desde el Tiro con Arco, Mariana Avitia entra al debate y comenta: “Es nuestra responsabilidad lo que tomamos, obvio si el médico te lo da, pues confías, pero si tú compras algo para consumir y no sabes qué contiene, sí es tú responsabilidad preguntar o tú misma revisar si es malo o no en internet”.

La medallista olímpica de Londres recuerda haber recibido unos folletitos por la CONADE con información de las sustancias que son doping hace un tiempo, “pero últimamente no nos han dado nada que yo sepa”.

De hecho, la lista de sustancias y métodos prohibidos para las y los atletas está en constante actualización por la Agencia Mundial, pues “conforme avanzan las investigaciones en cuanto a sustancias dopantes, lamentablemente también avanzan los que investigan cómo se puede burlar el resultado de los análisis”, dice Mario García de la Torre, jefe de misión para los Juegos Olímpicos de Río, quien asegura tener instrucciones del director de CONADE Alfredo Castillo, para que “todo atleta pase por la aduana de los exámenes antidopaje.

“Entonces los deportistas que lleguen a Río por lo menos habrán tenido dos exámenes; hay algunas especialidades deportivas que por la amenaza que supone el dopaje para ellas, inclusive pasan por un mayor número de controles”.

La AMA es clara. Dick Pound, primer presidente de dicha asociación -que él mismo impulsó- señaló en su obra Inside Doping: “Entiendan esto, el dopaje en el deporte casi nunca, repito, casi nunca es accidental. La mayoría de las veces es planeado deliberadamente”.

El abogado que también ha sido vicepresidente del Comité Olímpico Internacional, ha sido señalado como uno de los principales impulsores de la lucha antiodopaje. Sus aseveraciones siempre van en el mismo sentido: “El dopaje es trampa, y debe haber consecuencias por ello. Sanciones graves para el dopaje mostrarán que los tramposos no son bienvenidos y actuarán como un elemento de disuasión para desmotivar a otros de hacer lo mismo”.

La lista de casos de dopaje femenil en México se sigue acrecentando y en la misma obra de Dick Pound se describen dos (de diez) primeros pasos para erradicarlo: “El primero es saber que existe un problema y el segundo es saber que hay gente a la que no le interesa lo que el deporte significa y le dan lo mismo las reglas”.

Lo siguiente es, plantea, saber por qué los atletas se dopan, educar, asegurarse de que las reglas se sigan, en una época en que la trampa deliberada y la ignorancia del dopaje son castigadas de la misma manera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×