Estafeta familiar en el boliche mexicano

Sandra Góngora y Miriam Zetter observaron las chuzas y los pinos desde la hora de su nacimiento, Guadalupe y María Teresa, sus respectivas madres, jugaron juntas en selecciones nacionales. Hoy,...
 Sandra Góngora y Miriam Zetter observaron las chuzas y los pinos desde la hora de su nacimiento, Guadalupe y María Teresa, sus respectivas madres, jugaron juntas en selecciones nacionales. Hoy, ellas hicieron su propia historia al ganar la plata.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco -
  • La pareja mejoró lo hecho en Rio de Janeiro 2007 donde se adjudicaron el bronce

Sandra Góngora y Miriam Zetter observaron las chuzas y los pinos desde la hora de su nacimiento, Guadalupe y María Teresa, sus respectivas madres, jugaron juntas en selecciones nacionales. Hoy, ellas hicieron su propia historia al ganar la medalla de plata en pareja femenil de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011. "Imagínate. Tengo a toda mi familia afuera esperando a salir abrazarla", dijo Miriam, quien es oriunda de Guadalajara y no cabía de felicidad. "Nuestras mamás le dieron mucha satisfacciones a México, hoy nos tocó a nosotras alzarnos en un podio". Sandra, quien en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 alcanzó la medalla de bronce, destacó que el boliche es una gran familia y el gusto por el Juego pasa entre las generaciones, "mi mamá no tiene mucho de retirada, quizá fue por el 2003 cuando jugó su último Mundial en Malasia, ahora yo estoy en su lugar en el alto rendimiento". Como se sabe, la pareja mexicana obtuvo la medalla de plata  en el boliche de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, al sumar un total de 4 mil 929 puntos, por abajo de las estadounidenses Elizabeth Johnson y Kelly Kulick con 5 mil 257 y el bronce fue para Colombia con Anggie Ramírez y María José Rodríguez 4 mil 851. La clave de la obtención del metal estuvo en la "paciencia, jamás perdimos la cabeza y siempre estuvimos positivas para sacar el resultado", coincidieron las bolichistas que tuvieron una mala jornada en las líneas que tiraron el lunes, ubicándose lejos de la medalla de oro, pero este martes no iban a perder por ningún motivo la presea de plata. Góngora, quien ya es una profesional del boliche, explicó que tiene una beca en la Universidad de Michigan gracias al boliche, "es la Universidad que mejor nivel tiene en mi deporte, he aprendido muchas cosas durante casi cuatro años de estancia en Estados Unidos. Mi tirada es venir a México y dejar todo un aprendizaje con respecto al boliche". "En estos momentos queremos gritar de alegría, dedicarle a todos la medalla de plata que costó mucho esfuerzo conseguirla", afirmaron las bolichistas mexicanas

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×