Lesiones comunes en los corredores

Como parte de la preparación física para el desarrollo de una carrera, un maratón o bien una caminata es importante saber que las lesiones se relacionan con varios factores.

Como parte de la preparación física para el desarrollo de una carrera, un maratón o bien una caminata es importante saber que el mayor número de las lesiones que ocurren durante la preparación están relacionadas con factores predisponentes como son: volumen del entrenamiento, lesiones previas no atendidas o no recuperadas, material sintético de las pistas de atletismo, el aumento del ángulo Q valorable por médico especialista, la edad y el nivel competitivo de cada corredor.

El running recreativo ha tomado mucha fuerza en la última década por ser una actividad accesible para el grueso de la población, sin embargo el corredor ocasional tiene entre un 30-60% más de probabilidades de lesionarse, por lo que es importante estar pendientes de cada síntoma por mínimo que sea, incluso identificar si aparece previo, durante o posterior a la rutina, pues cada lesión se puede manifestar en diferentes periodos del entrenamiento. Recuerda que el dolor afecta la capacidad y el performance del atleta, altera la mecánica de la carrera, causa cambios biomecánicos y genera otras lesiones.

La mayoría de las lesiones se presentan de la rodilla hacia abajo principalmente, siendo ésta la principal afectada, sin embargo podemos considerar tres grupos principales de lesiones con base a la estructura afectada y causa de lesión; el primer grupo corresponde a las lesiones musculares, en este grupo encontramos principalmente sobrecarga, contractura y rupturas parciales (desgarros y tirones) de los músculos del cuádriceps, músculos isquiotibiales y músculos gemelos; el segundo grupo corresponde a lesiones tendinosas en donde son comunes la tendinopatía de rodilla, síndrome de la banda iliotibial y tendinitis Aquilea; y el tercer grupo corresponde a otro tipo de lesiones en las que encontramos esguinces de tobillo como la principal, periostitis tibial, fascitis plantar y capsulitis de dedos del pie.

Es importante comentar que más del 50% de las lesiones se relacionan con una lesión previa o incluso no tratada o no resuelta satisfactoriamente. También dentro de las principales causas encontramos alteración en la pisada o alineación de tobillo-rodilla-cadera por lo que una alteración anatómica por mínima que sea puede generar lesiones tan importantes que pueden llevarnos a un procedimiento quirúrgico. Así mismo, la falta de adecuación de cargas de entrenamiento nos conduce a un desbalance entre trabajo y reposo con lo cual los sistemas de recuperación no se desarrollan satisfactoriamente, provocando con esto lesiones durante el desarrollo de tu preparación.

El calzado siempre debe de ser el adecuado y muchas ocasiones aunque no se ven deteriorados, debemos saber que también tienen caducidad, es por eso que no debe de exceder los 750 km de uso puesto que se considera un calzado vencido y nos hace susceptibles a lesiones. Es importante saber que no se debe de utilizar calzado nuevo para una carrera o maratón, es recomendado que el calzado tenga un recorrido de por lo menos de 140 km para utilizarse en competencia, así aseguramos que estamos familiarizados y adaptados al calzado.

Existen 3 puntos de apoyo importantes durante la marcha los cuales son el talón, la cabeza del quinto metatarsiano y cabeza del primer metatarsiano, además de contar con 3 arcos plantares que forman la bóveda plantar entre los más importantes es el longitudinal interno y el transversal en el antepie, cualquier alteración generará callosidades como primer signo de sobrecarga en ciertos puntos, incluso se puede observar un desgaste del calzado de forma peculiar, es importante mantener en armonía la dinámica del pie para evitar lesiones que nos alejen de nuestros objetivos e incluso sean parte del bajo rendimiento y ausentismo laboral.

Debes de saber que la fascitis plantar es una lesión común en el running, su principal síntoma es un dolor tipo ardoroso en ocasiones en el talón o a lo largo de la planta, su principal causa es un calzado inadecuado y alteraciones en la pisada como el "pie plano". Se debe de valorar el uso de plantillas ortopédicas de uso diario y para la actividad física, así como el adecuar ejercicios de estiramiento dirigidos a preparar esa banda fibrosa que se extiende desde el talón hasta el inicio de los dedos del pie.

El ángulo Q es un parámetro que valora el ángulo formado entre la línea que va de la espina iliaca al centro de la rótula y la línea que se forma de la tuberosidad anterior de la tibia al centro de la rótula, con esto podemos valorar la alineación de la rodilla y considerar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento para los grupos musculares que lo requieran para mejorar la alineación, en ocasiones la modificación del ángulo Q se asocia con otras alteraciones que pueden venir del pie, de la cadera o incluso de la espalda baja. Su valoración y corrección será indispensable para que el gesto deportivo de la carrera o caminata sea la adecuada.

Pensando en tu salud te sugerimos que planifiques tus días y horas de entrenamiento realizando mesociclos con base al tiempo entre tus competencias; realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento adecuados al grupo muscular que trabajarás; fortalecer los grupos musculares con ejercicios excéntricos, isométricos y concéntricos, considerando el aumento paulatino de volumen en intensidad; respetar tus tiempos de descanso y recuperación; mantener estrecha vigilancia en el calzado el cual tiene una vida media útil; aprender a conocer tu cuerpo para identificar molestias que pueden originar lesiones más complicadas. Es por eso que es importante asesorarte con un médico de ciencias físicas y deportivas para identificar factores de riesgo que puedan limitar tu éxito deportivo, él juega un papel importante en la identificación, tratamiento y rehabilitación de tus lesiones, así mismo, un entrenamiento dirigido, dosificado y supervisados adecuadamente acorde a tus características particulares harán que la próxima carrera sea un logro más y un estímulo positivo para gozar de los beneficios del deporte y la actividad física.

 

Luis Alfredo Sixtos, Médico del área profesional y deportiva del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México. Médico del CONADEIP. Certificado en ATLS de la American Heart Association. Médico de la selección Nacional de Tae Kwon Do. Actualizado y avalado por American Society of Exercise Physiologists.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas