Gasolina al máximo: geles energéticos

Aunque estemos bien entrenados para una competencia, sin combustible no nos servirá de nada.

Aunque tengas un coche último modelo, si te quedas sin gasolina no podrás arrancarlo. Lo mismo pasa con nuestro cuerpo, aunque estemos bien entrenados para una competencia, sin combustible no nos servirá de nada.

Con un sprint de 30 segundos tus reservas de glucógeno disminuyen hasta un 30%. Y si corres a una intensidad moderada el tanque te puede aguantar durante unas dos horas. Por lo tanto, hay que estarlo rellenando constantemente para impedir que se acabe el combustible.

Además de hidratarte, las bebidas deportivas contienen azúcares que te ayudan a mantenerte con energía. Sin embargo, a veces necesitamos un pico extra, y para esto están los geles energéticos.

¿Qué son?

Suplementos a base de electrolitos y glucosa. Los corredores los utilizan durante competencias o entrenamientos largos. Son prácticos pues ocupan poco espacio y los puedes llevar contigo mientras corres.

Instrucciones a seguir

¿Cuándo se usan? Para una carrera de 5 o 10 kilómetros no serán necesarios, pues es difícil que en estas distancias agotes tus reservas de energía. Hay que consumirlos en carreras largas, a partir de 15 kilómetros.

¿Cómo? Recuerda que para que tu cuerpo pueda absorberlos necesitas tomar agua, entonces consúmelos cuando estés cerca de un puesto de hidratación, en caso de que estés en competencia.

¿Cuánto? Medio gel cada 5 Km. Ojo, no te esperes a sentirte cansado, tómalos desde un inicio para prevenir que te dé la famosa “pared” y ya no puedas hacer nada.

Alternativas.

A veces la consistencia del gel no es muy agradable para muchas personas, mientras que a otros les encanta. Debes saber que no son tu única opción, también existen gomitas y jelly beans (sport beans/ frijolitos).

El contenido energético es prácticamente el mismo, sólo cambia la presentación, prueba qué te funciona mejor: lo que te dé más energía y le caiga mejor a tu cuerpo.

Precauciones.

Existe la opción de los geles con cafeína, pueden ayudarte en los últimos kilómetros de tu maratón o carrera, sin embargo, si eres sensible al café, es mejor que los evites.

Recuerda que la alimentación es parte del entrenamiento: ve probando y ensayando tu estrategia para la competencia y así, el día del evento, ya sabrás exactamente qué te funciona a ti.

Hay personas sensibles a estos productos energéticos y, en esos casos, sufren de malestares estomacales, cólicos y, peor aún,  el “corre que te alcanza”.

Para evitar sufrir estas penas en pleno maratón o carrera, nunca lo olvides: ¡no pruebes nada nuevo el día del evento!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas