El miedo en tu primera vez

El nervio previo a una carrera es inevitable, pero ese nervio se convierte en emoción cuando estás esperando el conteo de salida, aquí tres de los temores más frecuentes que nos encontramos la...
El nervio previo a una carrera es inevitable, pero ese nervio se convierte en emoción cuando estás esperando el conteo de salida, aquí tres de los temores más frecuentes que nos encontramos la primera vez y cómo evitarlos.
 El nervio previo a una carrera es inevitable, pero ese nervio se convierte en emoción cuando estás esperando el conteo de salida, aquí tres de los temores más frecuentes que nos encontramos la primera vez y cómo evitarlos.  (Foto: )
Ciudad de México -
  • Tips para superar tus temores y cruzar la meta de tu primera carrera

El nervio previo a una carrera es inevitable, pero ese nervio se convierte en emoción cuando estás esperando el conteo de salida, aquí tres de los temores más frecuentes que nos encontramos la primera vez que participamos en una carrera, para que te olvides de ellos y la disfrutes al máximo, que para eso te inscribiste.

1. "Que me recoja la barredora" Todas las carreras tienen un tiempo límite para completarlas. Cuando ésta termina, la ambulancia pasa "barriendo" a los últimos corredores para llevarlos a la línea de meta y poder abrir las calles para que puedan circular los autos de nuevo. Sin embargo, las probabilidades de que te pase son mínimas y en la mayoría de las carreras, todos los corredores alcanzan a llegar a la meta con sus propios pies. Evítalo: Prueba el método Run-Walk-Run, desarrollado por Jeff Galloway -maratonista olímpico estadounidense- que consiste en correr un tiempo determinando, caminar un minuto o dos para recuperarte y volver a correr. Así engañas a tus piernas y escondes el cansancio, permitiéndote correr durante más tiempo. Puedes probarlo con siete minutos corriendo y uno caminando; aumenta o disminuye el tiempo corriendo, según tu condición. Empieza a entrenar poco a poco y no te desmotives. Con el tiempo y la constancia, empezarás a ver resultados.

2. "No hacer el tiempo que quiero" Toma en cuenta que hay factores que no puedes controlar y que pueden afectar tu desempeño, como el clima, la cantidad de gente que corre en el mismo evento y el cansancio acumulado. Evítalo: Enfócate más en la forma en que te sentiste durante la carrera. Si mantuviste tu pulso cardiaco en una frecuencia óptima; si lograste correr toda la carrera seguida o si para la siguiente, puedes entrenar más fuerte. Lo más importante es sentirte cómodo contigo mismo, encontrar tus cualidades y explotarlas. Para mejorar, fíjate unas pequeños retos personales fáciles de lograr y con fecha límite.

3. "Terminar agotado" Una carrera implica un esfuerzo muy grande. Tu pulso cardiaco estará en su tope la mayoría del tiempo y podrías sentirte muy cansado, pero tranquilo, hasta los más experimentados se cansan, ¿o qué creías? Evítalo: Hidrátate muy bien desde el día anterior y durante toda la carrera en los puestos de abastecimiento, no te robará mucho tiempo de tu carrera, no los ignores. Cuando sientes sed, tu cuerpo ya está deshidratado. Al terminar la carrera, recoge tu paquete de recuperación que incluye una bebida isotópica y alguna barra o fruta para recuperar tus niveles de glucógeno (azúcar en la sangre).

No te pierdas