Nueva York con los tenis bien puestos

La clave del éxito para los neoyorquinos es la disciplina, a la que añaden organización. Han hecho de una actividad física una pasión, porque es un momento de encuentro con uno mismo y para...
 La clave del éxito para los neoyorquinos es la disciplina, a la que añaden organización. Han hecho de una actividad física una pasión, porque es un momento de encuentro con uno mismo y para disfrutar, el siempre bendito aire libre.
Nueva York, Estados Unidos -
  • Nueva York es la cuna de la actividad aeróbica, y con esa bandera como costumbre, el deporte forma parte de su paisaje diario

A cualquier hora del día se pueden encontrar corredores de todas las edades en Central Park o en el largo paseo que recorre la orilla del río Hudson, (aún en temporada invernal, con fuertes vientos e incluso nieve), una cancha con jóvenes jugando basquetbol, mujeres recorriendo a paso acelerado la reciente remodelada High Line en Chelsea, o aquellos ejecutivos que llenan las calles de Wall Street en el distrito financiero, con perfectos trajes, de corbata y portafolio que cambian por ropa deportiva y un selecto playlist a la caída de la tarde, para cerrar la jornada del día recorriendo parques y saturadas calles mientras se ejercitan a ritmo digno de corredor de maratón.

La clave del éxito para los neoyorquinos es la disciplina, a la que añaden organización. Es muy cierto lo que en su opinión han hecho de una actividad una pasión, porque es un momento de encuentro con uno mismo y para disfrutar, el siempre bendito, aire libre. Sube la adrenalina, pero también relaja, el antídoto perfecto para sobrevivir a las grandes ciudades y su encantador caos.

Frente a la activación física no hay excusas que valgan, porque quienes por diversos motivos no pueden correr, optan por caminar, una actividad que no cuesta dinero y no tiene límite de edad. Por esto último es normal ver a oficinistas que cambian sus zapatos por unos tenis para ir a buen paso, mínimo por algunas cuadras en el regreso a casa.

Nueva York a puesto en distintos factores el buen ejemplo de lo que toda ciudad puede hacer. Cada vez son más las personas alrededor del mundo que consideran el ejercicio como un hábito sano y necesario. Muchos más han optado por alguna actividad por estética, pero cualquiera que sea, la motivación importa menos que el resultado, pues lo que ya es indiscutible es que las personas físicamente activas pueden alargar su esperanza de vida por varios años, lo destacable es que estos serán con una calidad mucho más elevada de aquellos que no practican alguna actividad física. Lo importante es dar el primer paso, o mejor dicho, la primera zancada en cualquier parte del mundo donde te encuentres.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×