Completan el Real Reto 330 salvajes

Para ser llamada maratón, una prueba debe alcanzar 42 kilómetros y 195 metros, sin embargo, cómo completarla puede tener algunas variantes. Como ocurrió el pasado fin de semana. El Circuito Solo...
Para ser llamada maratón, una prueba debe alcanzar 42 kilómetros y 195 metros, sin embargo, cómo completarla puede tener algunas variantes. Como ocurrió el pasado fin de semana. El Circuito Solo para Salvajes organizó la carrera Real Reto.
 Para ser llamada maratón, una prueba debe alcanzar 42 kilómetros y 195 metros, sin embargo, cómo completarla puede tener algunas variantes. Como ocurrió el pasado fin de semana. El Circuito Solo para Salvajes organizó la carrera Real Reto.  (Foto: Sergio Álvarez Reiset, )
Real de Catorce, San Luis Potosí -
  • Los corredores completaron 42 kilómetros entre sábado y domingo
  • El primer lugar lo obtuvo el veterano maratonista Germán Silva
  • El tercer lugar general fue para el corredor lituano Virgis Purvys

Para ser llamada maratón, una prueba debe alcanzar 42 kilómetros y 195 metros, sin embargo, cómo completarla puede tener algunas variantes.

Como ocurrió el pasado fin de semana. El Circuito Solo para Salvajes organizó la carrera Real Reto, de 42 kilómetros y que debía completarse en dos días, el primero 26 y el segundo 16 kilómetros.

Y aunque pudo parecer de menor exigencia, la temperatura de 29 grados centígrados el primer día, la altimetría del recorrido y la altura de hasta tres mil metros la hicieron tan ruda como un maratón convencional.

El recorrido sabatino comenzó a las tres de la tarde sobre el terreno árido del desierto potosino, el mismo que adquirió fama y misticismo por su peyote y gracias a lo que la curandera María Sabina escribió sobre el alucinógeno.

Por ello la hidratación tomó relevancia. Prácticamente todos los corredores usaron camelbags para llevar agua, porque los puntos de hidratación no fueron suficientes. Por el complejo acceso del terreno, únicamente hubo hidratación en los kilómetros 11, 17.5, 22 y al finalizar la prueba.

La parte final del primer día fue definitivamente la de mayor exigencia. Se debieron recorrer 8 kilómetros en una ruta completamente ascendente, ya con el desgaste de articulaciones que representó bajar la misma distancia previamente rumbo a Santa Cruz de las carretas.

Si algo ayudó a aminorar el cansancio, fueron los imponentes paisajes del desierto potosino y el oasis del kilómetro 18, justo en el punto de abastecimiento. "Quiere refresco de manzana o caguama (cerveza)", preguntaban niños no mayores de 10 años que fungieron como voluntarios.

Tras la prueba sabatina de 26 kilómetros, el reto se volvió psicológico. Hubo que explicarle al cuerpo que 12 horas más tarde comenzaría una nueva prueba, con al menos tres kilómetros de pendientes.

Desde el primer día, el maratonista mexicano Germán Silva tomó el primer lugar. Dejó la segunda posición al corredor lituano Virgis Purvys, un chico de 32 años y que forma parte del club de corredores ParedesPro, de Benjamín Paredes.

Los últimos cinco kilómetros del Real Reto se corrieron dentro del túnel de acceso a Real de Catorce. Poder observar una capilla entre las penumbras del túnel definitivamente aportó al misticismo de la prueba.

El podio del segundo día lo conformaron Jesús Cuahte, Virgis Purvys y el croata Hristo Yordanov.

La siguiente carrera auspiciada por Sólo para Salvajes será un medio maratón que se realizará en en León, Guanajuato el próximo 13 de abril.

No te pierdas