Manten tus pies sanos y libres de ampollas

Tener ampollas no es tan dramático o al menos no tan serio como sufrir una lesión, sin embargo pueden ser bastante molestas.
 Tener ampollas no es tan dramático o al menos no tan serio como sufrir una lesión, sin embargo pueden ser bastante molestas.
Ciudad de México -
  • ¿Son tus pies propensos a las ampollas? Mantenlos felices

Tener ampollas no es tan dramático o al menos no tan serio como sufrir una lesión, sin embargo pueden ser bastante molestas.

Una simple ampolla puede frenar el rendimiento de tu entrenamiento y tus competencias. El ajuste correcto de zapatos, las calcetas adecuadas y las plantillas, definitivamente ayudan a prevenir esas incomodidades.

Una pomada tan sencilla y económica como la vaselina o algún lubricante a base de agua también pueden librarte de todo mal, aplicado generosamente en lugares que son propensos a lastimarse puede marcar la diferencia.

Ya sea que utilices  calcetines o no durante la carrera, aplicar vaselina ayuda a reducir la fricción de la piel con el calzado. En ese caso es recomendable aplicar cada 16 kilómetros recorridos. Un esfuerzo adicional de protección se puede hacer mediante la aplicación de lanolina todas las noches durante un mes antes de una carrera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×