Por qué el yoga ayuda a correr

Amiga de Deepak Chopra, de la cocina vegetariana simple y deliciosa, embajadora de la marca Reebok, Tara Stiles está acostumbrada a ser poco convencional.
Amiga de Deepak Chopra, de la cocina vegetariana simple y deliciosa, embajadora de la marca Reebok, Tara Stiles está acostumbrada a ser poco convencional.
 Amiga de Deepak Chopra, de la cocina vegetariana simple y deliciosa, embajadora de la marca Reebok, Tara Stiles está acostumbrada a ser poco convencional.
Ciudad de México -
  • Tara Stiles le da una vuelta a la disciplina y la vuelve atractiva y dinámica 
  • Yoga fácil para corredores

Amiga de Deepak Chopra, de la cocina vegetariana simple y deliciosa, embajadora de la marca Reebok, Tara Stiles está acostumbrada a ser poco convencional.

Su propuesta de yoga se conoce como Rebel Yoga, que ella considera una alternativa divertida, llena de energía y accesible para todos.

Cuando Tara era estudiante, participaba en entrenamientos a campo traviesa en su escuela, por lo que tiene desde entonces amor por correr y entrenar otros deportes, no solamente la disciplina de la India.

"Cuando era niña, me sentaba en medio del bosque, respiraba lentamente, para mi la meditación era en movimiento." Por eso, Tara considera que correr es como practicar yoga, no hay diferencia en el sentido de que ambas son una forma de conectar con uno mismo mientras se hace algo físico, de distraer la tensión y conservar la calma.

"Es un estado de ánimo de fluir, entrar a un humor creativo, de energía. Tanto el yoga como correr son prácticas relajadas y que te dan el espacio de estar contigo mismo".

La también imagen de la colección Reebok Yoga recomienda que los corredores incluyan esta práctica como parte de su entrenamiento, es especialmente útil para estirar. "Amplía tu rango de movimiento, te puede ayudar a ser más rápido, a tener mejor capacidad pulmonar, eliminar las distracciones, te sensibilizará mejor a cómo se siente tu cuerpo, por lo que correrás mejor".

Dos posturas de yoga fáciles para corredores

1. Inclinación hacia delante. Dobla tu cintura y estira los brazos hacia el piso. No es necesario estirar completamente las rodillas. El dejar caer el peso hacia el frente y balancearte suavemente de un lado a otro te permite relajar y suavizar los músculos.

2. Postura de la paloma. Dobla una rodilla apoyada en el piso frente a tu cadera, dejando la pierna de atrás estirada. Deja caer suavemente tu peso sobre la rodilla de enfrente y dobla tu torso hacia delante. Extender los hombros ayuda a ampliar el pecho y relajar la espalda.

Para realizar una rutina más completa, la experta sugiere seguir alguno de los videos que aparecen en su canal de YouTube.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×