Rutina de Yoga para fortalecer los brazos

A través de esta milenaria disciplina es posible no sólo fortalecer brazos sino también su elongación o extensión.
A través de esta milenaria disciplina es posible no sólo fortalecer brazos sino también su elongación o extensión.
 A través de esta milenaria disciplina es posible no sólo fortalecer brazos sino también su elongación o extensión.
Ciudad de México -
  • Con esta rutina el yoga te beneficiará el doble
  • Coral García Travesí nos lleva paso a paso por las posturas

A través de esta milenaria disciplina es posible no sólo fortalecer brazos sino también su elongación o extensión. Los brazos tonificados benefician la postura, mejoran el ritmo al correr y también nivelan la distribución de peso corporal en diferentes actividades.

Te sugerimos algunas posturas para los brazos. En cada postura intenta realizar de 5 a 10 respiraciones.

Tabla (Kumbhakasana) 

Es como hacer una lagartija. Extiende tu cuerpo boca abajo y elévalo de tal forma que sólo los dedos de los pies y las manos toquen el piso.

Coloca las manos separadas al ancho de los hombros y alarga tu cuello y la columna. Mantén el ombligo hacia tu columna y la espalda baja firme, sin colgarse. Las piernas están juntas y estiradas.

  • Mente: aumenta la concentración.
  • Cuerpo: ideal para calentar el cuerpo, tonifica abdomen, glúteos y brazos.

Arco (Dhanurasana)

Recuéstate boca abajo, la barbilla apoyada sobre el suelo. Flexiona las rodillas de manera que las espinillas queden paralelas al suelo. 

Extiende tus brazos hacia atrás, hacia tus pies y toma tus espinillas o tobillos. Levanta los muslos ligeramente, abre y levanta el pecho. Tu cabeza se eleva ligeramente.

  • Mente: mejora el estado de ánimo, vigoriza.
  • Cuerpo: reafirma y alarga los brazos, pecho, tronco, caderas, glúteos y piernas.

 

Delfin (Matsyabhedah)

Siéntate sobre los talones. Apoya los antebrazos en el suelo alineados justo debajo de los hombros. 

Estira las rodillas y párate sobre los dedos de los pies. Mantén los antebrazos en el piso y tu mirada hacia el horizonte.

  • Mente: calma el cerebro, alivia el estrés, trata la depresión leve.
  • Cuerpo: estira hombros, pantorrillas, los arcos y los isquiotibiales, fortalece piernas y brazos

Pantera (Chaturanga Dandasana)

Recuéstate boca abajo y coloca tus manos a la altura del pecho. Eleva todo tu cuerpo ligeramente (máximo 10 cm del piso), contrae abdomen y mantén los codos cerca de tu cuerpo. Lo único que toca el suelo son tus dedos de los pies y tus manos. Alarga el cuello.

  • Mente: postura de poder y concentración.
  • Cuerpo: fortalece muñecas, brazos y torso (plexo).
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×