Cuatro tipos de entrenamiento para correr

De entre los varios estilos de carrera, ¿sabes cuál es el que te conviene para correr? Esta guía te será muy útil, no importa en que nivel te encuentres.
De entre los varios estilos de carrera, ¿sabes cuál es el que te conviene para correr? Esta guía te será muy útil, no importa en que nivel te encuentres.
 De entre los varios estilos de carrera, ¿sabes cuál es el que te conviene para correr? Esta guía te será muy útil, no importa en que nivel te encuentres.
Ciudad de México -
  •  Existen varios estilos de carrera, observa tus objetivos y elige el (o los) que más te convenga

1. CARRERA CONTINUA SUAVE (CCS) En este entrenamiento se corre de manera uniforme y continua más lento que en una competencia; no es necesario el calentamiento para hacerla. Ayuda a construir fuerza poco a poco y ayuda a adquirir resistencia a la distancia tanto física como mentalmente.   Con este ritmo, favorecen la resistencia orgánica general, se acostumbra al músculo a usar grasas como combustible y bajan el pulso en reposo, mejorando el trabajo del corazón.   2. CARRERA CONTINUA A PASO DE COMPETENCIA

Con este método conoces el posible paso de una carrera, lo que brinda mayor confianza para las competencias. Se necesita correr de una manera uniforme y continua al paso de competencia o más rápido.

3. RITMO

Repeticiones largas a paso de competencia, con o sin intervalos de recuperación entre éstos. Por ejemplo: 3 repeticiones de 2000 metros a paso de carrera de 10 km, con 5 a 7 minutos de recuperación trotando; o bien, de 5 a 10 km continuos a ritmo.

El ritmo desarrolla fuerza, velocidad y criterio de paso, simulando las condiciones de una competencia.

4. INTERVALOS DE VELOCIDAD (SERIES)

Es correr muy rápido distancias cortas y trotar como recuperación entre cada uno de ellos. Son fundamentales para mejorar la potencia y bajar tus marcas. Ejemplo: 8 repeticiones de 400 m rápidos por 400 m de recuperación. El objetivo de estos intervalos es desarrollar velocidad haciendo casi tu esfuerzo máximo, aumentando tu ritmo cardíaco.

Acostumbran al cuerpo a reciclar el lactato, agrandan el corazón y se mejora la circulación sanguínea. Únicamente puede hacerse si has pasado suficiente tiempo en las fases de fuerza y resistencia, por lo que, si eres un corredor principiante o vas a correr tu primer maratón tu meta principal no será el tiempo sino terminar el maratón.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×