El Tune Up que se mudó de ruta

El pasado domingo 9 de noviembre se realizó el Tune Up Banorte Ciudad de México (antes Tune Up Condesa). La primera y segunda sección de Chapultepec fueron los escenarios para esta competencia...
El pasado domingo 9 de noviembre se realizó el Tune Up Banorte Ciudad de México (antes Tune Up Condesa). La primera y segunda sección de Chapultepec fueron los escenarios para esta competencia atletica de 5 y 10 millas.
 El pasado domingo 9 de noviembre se realizó el Tune Up Banorte Ciudad de México (antes Tune Up Condesa). La primera y segunda sección de Chapultepec fueron los escenarios para esta competencia atletica de 5 y 10 millas.
Ciudad de México -
  • El Tune Up Condesa cambió de sede y en último momento hasta de nombre

En una de las mañanas más frías de las últimas semanas, alrededor de 3 mil corredores nos reunimos en la línea de salida para la competencia, ya no en la Glorieta de la Cibeles en la colonia Roma, sino en Paseo de la Reforma y Ghandi. Al calentar, lo primero que queríamos era quitarnos el frío, y de paso, preparar el cuerpo para las distancias de 5 y 10 millas, que son alrededor de 8 y 16 kilómetros, apenas un poco más.

El primer disparo de salida, para la distancia más larga, se hizo cuando faltaban 20 minutos para las 07:00 h, y en punto de esta hora, la salida para los que corrían la mitad. En realidad no era la mitad de la ruta, pues los de 10 millas darían dos vueltas al circuito para completar la distancia.

La ruta, con ciertas variaciones por la distancia irregular, comenzó en Paseo de la Reforma hasta la calle Julio Verne, después Emilio Castelar, continuando por el Centro Cultural del Bosque hasta llegar a Calzada Chivatito, que nos llevo de regreso a Paseo de la Reforma para concluir el circuito en Ghandi.

Aunque no está claro porque dejó de ser el circuito en la Condesa (incluso se cambió de fecha varias veces), sus fieles seguidores lo siguieron, aunque, quizá por las dimensiones de la ruta, pareciamos muchos menos. El descontento que se repetía entre los corredores, era que la carrera la utilizaban como preparación para carreras largas, pero para la fecha ya era demasiado tarde. 

Por otro lado, correr como en los viejos tiempos, con solo unos pocos locos dispuestos a levantarse temprano en domingo y con ese frío, fue muy cómodo. Sin esperar tanto en la línea de meta y poder realizar todo el recorrido con un paso constante. Eso si, se extrañaron las porras a través de la ruta, pues seguramente se quedaron, un rato más, disfrutando de su cama.  

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×