Siete reglas básicas para el ciclista urbano

Aunque las reglas a seguir son varias, te compartimos las primeras siete para que las pongas en práctica.
Aunque las reglas a seguir son varias, te compartimos las primeras siete para que las pongas en práctica.
 Aunque las reglas a seguir son varias, te compartimos las primeras siete para que las pongas en práctica.
Ciudad de México -
  • Sigue las primeras siete recomendaciones del buen ciclista

Aunque las reglas a seguir son varias, te compartimos las primeras siete para que las pongas en práctica. Recuerda que somos un país que apenas se acostumbra a la cultura de la bicicleta y todos debemos esforzarnos en circular mejor por la calle, incluso cuando andamos de peatones.

1. No vayas en sentido contrario. El argumento de que ganas visibilidad ante los autos es falso. Nadie te espera en un sentido diferente al que marca la calle y puedes causar un accidente.

2. No circules sobre las banquetas. Son espacios exclusivos para los peatones. Rondando en las banquetas los pones en peligro a ellos y a ti mismo. Cuando debas ir sobre una, desmonta primero.

3. Respeta la preferencia de los peatones. Recuérdalo principalmente en intersecciones, entradas, plazas públicas y lugares sin señalización. Eventualmente, todos somos peatones.

4. Circula en el carril de la derecha. Y preferentemente sobre un costado, para compartir el espacio con los autos. Si el carril es muy estrecho, ocúpalo todo; es más seguro.

5. Usar las dos manos al conducir. Evita las bolsas, mochilas y objetos que puedan limitar tu capacidad de maniobrar. Recuerda que perder el equilibrio sobre dos ruedas puede ser desastroso.

6. Maneja en línea recta, no en zig-zag. Definir una trayectoria lógica te da seguridad y confort, pues los vehículos atrás y delante de ti pueden anticipar sus movimientos.

7. No uses audífonos mientras manejas. Escuchar música o hablar por teléfono mientras manejas puede causar distracciones. En bici la carrocería eres tú y necesitas todos tus sentidos para mantenerte seguro.

 

Fuente: Manual de Ciclismo Urbano de la Ciudad de México y Reglamento de Tránsito Metropolitano de la Ciudad de México.

 

No te pierdas