Un amor de altura y largas distancias

¿Quién dijo que el amor y los deportes no se llevaban? Hay muchas parejas que conozco que por supuesto están para desmentir esto, entre ellas mi esposo y yo.
¿Quién dijo que el amor y los deportes no se llevaban? Hay muchas parejas que conozco que por supuesto están para desmentir esto, entre ellas mi esposo y yo.
 ¿Quién dijo que el amor y los deportes no se llevaban? Hay muchas parejas que conozco que por supuesto están para desmentir esto, entre ellas mi esposo y yo.
Ciudad de México -
  • Karla Ruiz nos relata su historia de amor entre montañas y kilómetros

¿Quién dijo que el amor y los deportes no se llevaban? Hay muchas parejas que conozco que por supuesto están para desmentir esto, entre ellas mi esposo y yo. 

Nos conocimos en el Club Citlaltépetl, club de montañismo donde ambos somos socios, pero tuvo que pasar un buen rato para que nuestros caminos decidieran cruzarse y comenzar a trazarse uno al lado del otro. Eso me dice que todo tiene su tiempo, y ¡éste es mágico!

Viajamos juntos a una expedición al Aconcagua en el año 2012, y aunque ninguno alcanzó la cumbre, hicimos juntos nuestra propia cumbre en Cólera a 6000 msnm, sin saber que era el inicio de algo.

Regresando a México comenzamos a salir juntos y para  aquel entonces yo ya estaba inscrita para hacer mi primer maratón en Chicago.

Javier aunque corría en las montañas cerca de la casa de sus papás o cuando entrenaba futbol, nunca se había inscrito en carreras, pero empezó a entrenar conmigo porque decía que: “Si no, no te voy a alcanzar”.

Y así, sin tener visa ni nada, se lanzó a hacer los trámites necesarios, conseguir inscripción al maratón, comprar boleto de avión y nos fuimos a correr el que fue nuestro primer maratón (ya llevamos 6). Éste por ser el primero, fue muy especial, además de que Javier adaptó su paso para correrlo junto a mí.

Un día, buscando qué maratón internacional correr en el 2013 nos decidimos por el de las Vegas Rock ‘n’ Roll. Viendo los eventos que hay dentro del maratón vimos lo de “Casarse en las Vegas”.  Así que dijimos ¿Por qué no? Antes de comenzar el maratón se realizó la ceremonia con otras 100 personas aproximadamente, unos renovando votos y otros casándonos por primera vez.

Adicionalmente ya llevamos dos salidas internacionales a hacer montañas, donde nuestra más alta montaña fue el Sajama, la más alta de Bolivia con sus 6,520 msnm. ¡Y vamos por más!

Y colorín colorado este cuento….¡felizmente no se ha acabado!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×