Cómo recuperar las ganas de salir a correr

Llevas ya mucho corriendo, años quizá, ahora te notas fastidiado y con pocas ganas de ponerte los tenis, te falta motivación y te decimos cómo recuperarla.
 Llevas ya mucho corriendo, años quizá, ahora te notas fastidiado y con pocas ganas de ponerte los tenis, te falta motivación y te decimos cómo recuperarla.
Ciudad de México -
  • Es tiempo de reenamorarte del Running

Quizá llevas ya muchos años corriendo, de pronto notas que ya te cuesta trabajo levantarte, ponerte ropa y tenis para salir y recorrer las calles trotando y corriendo. El mismo camino, las mismas calles, el mismo parque... ya no lo disfrutas como antes.

Deja atrás el fastidio y la falta de motivación a la que te ha llevado la rutina, ¡cambia tu mente! Cada causa tiene su remedio y como en cualquier relación, es necesario refrescar la tuya con la actividad que tan feliz y sano te ha puesto.

¿Para qué correr? La falta de objetivos te hizo correr sin rumbo, de pronto llegaste a un punto en el que paraste sin más y emprendiste el regreso confundido.

Es tiempo de pensar qué quieres lograr, ¿una nueva marca? ¿ser más rápido? ¿un maratón? Si no es tu caso, olvidate de los tiempos y las distancias, aventurate a ir sin rumbo con la consciencia de disfrutarlo. Busca sensaciones sin rumbo definido.

El nuevo del grupo. Si eres un corredor que por practicidad o caracter siempre ha corrido solo, deberías probar integrarte a un equipo o formar uno.

Encontrar nuevos compañeros será divertido y motivador. Adaptarte no será complicado, por lo pronto ya tienen algo en común y aprenderás mucho de los demás. Déjate sorprender.

Le pusiste tantas ganas que te sobreentrenaste. Deberás darte una pausa, tanto porque de ánimos estarás decaido como que es probable que debas atender lesiones comunes por sobreentrenamiento. Si no es tu caso, busca otra actividad aeróbica para que tu condición no llegue a cero.

El viejo truco de negarse el tiempo. A veces, nos descubrimos con más pretextos que ganas de correr. Está bien y se vale decir: ¡hoy no quiero!. Si tu pretexto favorito es el estrés, piensa que correr te liberará de este y te dejará descansar tranquilo después de una jornada pesada.

La ventaja de correr es que lo puedes hacer a cualquier hora y por el tiempo que quieras, en cualquier lugar donde estés. Piensa que es un regalo que te das al final del día, unos minutos, enseguida un baño, una bebida calientita y tu estrés habrá quedado muchos kilómetros atrás y lejos de tus sueños.

Nuevos trayectos. Es muy fácil aburrirse si siempre haces el mismo recorrido. Lo único que tienes que hacer es cambiar un poco el trayecto, conocer más lugares para correr, ir más lejos, meterte por nuevas calles, o incluso observar bien alrededor de tu ruta. Otro modo de conocer un lugar es corriendo, descubrirás cosas que otros no ven.

 

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×