La postura puede disminuir riesgo de lesiones

¿Eres de los que va por ahí sin ser consciente de la postura de tu cuerpo? Estar bien parado, además de centrar tu peso para mantener el equilibrio, evita lesiones cuando haces ejercicio e...
¿Eres de los que va por ahí sin ser consciente de la postura de tu cuerpo? Estar bien parado, además de centrar tu peso para mantener el equilibrio, evita lesiones cuando haces ejercicio e incrementa tu rendimiento físico.
 ¿Eres de los que va por ahí sin ser consciente de la postura de tu cuerpo? Estar bien parado, además de centrar tu peso para mantener el equilibrio, evita lesiones cuando haces ejercicio e incrementa tu rendimiento físico.
Ciudad de México -
  • ¿Eres de los que va por ahí sin ser consciente de la postura de tu cuerpo?

Estar bien parado, además de centrar tu peso para mantener el equilibrio, evita lesiones cuando haces ejercicio e incrementa tu rendimiento físico.

Mantener una buena postura mejora tus habilidades. Incluso si no eres el deportista más entusiasta, debes saber que todos los movimientos de la vida diaria tienen que ver con mantener el correcto equilibrio: caminar, bajar escaleras, mover paquetes, incluso miras hacia atrás.

¿Tienes una mala postura? Quizá se deba a algo más que la mala costumbre de pararte mal, pues existen razones físicas. Unos músculos rígidos y cortos pueden impedir que te pares correctamente.

Esa condición en la cadera, por ejemplo, puede tirar de la parte superior del cuerpo hacia adelante. Lo mismo sucedería con tus hombros si tuvieras afectados así los músculos del pecho.

La fuerza muscular afecta el equilibrio de diversas maneras. Los músculos de la base de la espalda, la cintura, la pelvis, los abdominales y las nalgas forman un fuerte eslabón entre la parte superior e inferior de tu cuerpo.

Si están débiles, pierdes el equilibrio. También los músculos de la parte baja de las piernas son importantes, porque ayudan a mantenerte estable cuando estás de pie.

Hay ejercicios para atender estos problemas, ya sea porque aumentan la fuerza de los músculos o porque los estiran para que se destensen. Verificar rápidamente tu postura antes de hacerlos y mientras los ejecutas puede traerte mejores resultados en unas pocas semanas: aumentará tu fuerza y flexibilidad.

¿Tienes dudas sobre tu postura? Una buena posición de pie implica que:

• La barbilla está paralela al piso

• También los hombros (muévelos hacia arriba, atrás y luego abajo para ayudarte a lograrlo)

• Columna en posición neutral, esto es, sin que la curva de la espalda baja se arquee demasiado

• Brazos a los lados con los codos rectos

• Abdominales firmes

• La cadera está alineada

• Las rodillas también y apuntan al frente

• El peso se distribuye uniformemente en ambos pies

Cuando te sientes, mantén la barbilla paralela al suelo, los hombros, rodillas y caderas nivelados, las rodillas y los pies apuntando hacia adelante.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×