Brown y Pyle: Dos que llegan con envión

Matt Brown y Mike Pyle protagonizarán uno de los choques más anticipados de la velada del UFC Fight Night: Rua vs Sonnen que tendrá lugar en Boston, Massachussets el próximo 17 de agosto.
Matt Brown y Mike Pyle protagonizarán uno de los choques más anticipados de la velada del UFC Fight Night: Rua vs Sonnen que tendrá lugar en Boston, Massachussets el próximo 17 de agosto.
 Matt Brown y Mike Pyle protagonizarán uno de los choques más anticipados de la velada del UFC Fight Night: Rua vs Sonnen que tendrá lugar en Boston, Massachussets el próximo 17 de agosto.
  • Un combate que promete grandes cosas

Por: Esteban Tomé Fuentes Matt Brown y Mike Pyle protagonizarán uno de los choques más anticipados de la velada del UFC Fight Night: Rua vs Sonnen que tendrá lugar en Boston, Massachussets el próximo 17 de agosto. Ambos han alcanzado su madurez profesional a una edad en la que muchos piensan en colgar los guantes. Lejos de eso, y pese a estar fuera del top 10 de su división (algo difícil de justificar si tomamos en cuenta sus últimos registros) una victoria los puede catapultar hacia cima de las 170lbs. Con 37 años de edad, Mike Pyle, no muestra signos de desgaste tras una prolongada carrera de más de una década. El oriundo de Dresden, Tennessee debutó profesionalmente en el año 1999 en Memphis frente al favorito y local Quinton “Rampage” Jackson. El combate fue pautado en las 175lbs, pese a que Rampage acusó en la báscula 200lbs, 25lbs por encima del permitido. Aun así, Pyle aceptó el desafío, demostrando el carácter de los de la “vieja escuela”. Pyle perdió aquel combate y recuerda haber sido arrojado fuera del ring por Rampage: “No recuerdo exactamente el round, pero sin querer me arrojó fuera del ring. Al mejor estilo de lucha libre” recuerda el veterano sobre su debut en las MMA (Artes Marciales Mixtas por sus siglas en inglés). Al ver a dos gladiadores como Matt Brown y Mike Pyle fuera del top 10 de los welter, tomamos dimensión del talento que nutre las filas de los 170lbs. Es seguro que ambos serían campeones en cualquier otra franquicia.  Pyle viene de ganar sus últimos cuatro combates, tres de ellos antes del límite. Su condición física es óptima, y el trabajo que viene realizando junto a Mike Dolce está dando sus frutos. Por su parte, Matt “The Inmortal” Brown también ha hecho lo suyo como para ser considerado uno de los luchadores con mayor evolución en el último tiempo. Brown entiende que el llamado de Joe Silva siempre debe ser atendido, aun cuando se trate de un reemplazo a último momento. Luego de vencer a Jordan Mein en abril, Matt creyó que tendría un breve receso para disfrutar con su familia. Allí fue cuando recibió una nueva llamada del UFC, a menos de una semana de su último pleito. La oferta era para enfrentar a Thiago Alves, ex contendiente en las 170lbs, un ofrecimiento demasiado tentador como para rechazar. Brown aceptó y al poco tiempo descubrió que enfrentaría a Pyle y no a Alves, quien debió hacerse a un lado como consecuencia de una lesión. Brown sabe a qué se enfrenta el 17 de agosto ya que ha compartido entrenamientos con Pyle en más de una oportunidad. La última vez que enfrentó a un rival conocido no le fue muy bien: “La única vez que enfrenté a un rival a quien ya conocía por compartir entrenamientos, fue contra Amir Sadollah, y no me sentí 100% cómodo con esa situación. Creo que haber pasado por esa experiencia me ayudará para manejarme mejor en otra oportunidad similar” explica Quicksand. Matt Brown es un “grinder”, un hombre que busca quebrar la voluntad de sus oponentes imponiendo su ritmo desde la chicharra inicial. Pyle es más técnico y sabe defenderse muy bien en la lona, con un excelente jiujitsu tanto defensivo como ofensivo. Mike ha sido uno de los pocos luchadores capaces de someter a Jon Fitch, un hombre conocido por sus habilidades defensivas. Pronóstico reservado para este encuentro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×