El 'Goyito' sufrió su primera derrota en UFC

El pelador mexicano, Erik "Goyito" Pérez sufrió su primer descalabro dentro de la UFC, al caer ante Takeya Mizagaki después de tres episodios.
El pelador mexicano, Erik "Goyito" Pérez sufrió su primer descalabro dentro de la UFC, al caer ante Takeya Mizagaki después de tres episodios.
 El pelador mexicano, Erik "Goyito" Pérez sufrió su primer descalabro dentro de la UFC, al caer ante Takeya Mizagaki después de tres episodios.
Indianapolis, Estados Unidos -
  • El récord del mexicano quedó en tres victorias y una derrota
  • El mexicano fue impetuoso pero nunca pudo dominar
  • Mizugaki lo trajo corto con ganchos de izquierda

La tristeza inundó el rostro enmascarado del mexicano Erik 'Goyito' Pérez, quien después de haber dado un combate valiente ante el japonés Takeya Mizugaki terminó perdiendo por decisión dividida su primer combate dentro de UFC, luego de que dos jueces vieran ganar al asiático y sólo uno al mexicano en lo que fue la segunda pelea del Main Card de UFC Fight Night celebrado en Indianápolis, pactada en peso gallo. El combate fue sordo, intenso y con muchas pausas, ninguno de los dos peleadores se lanzó desde el inicio a buscar el nocaut, el sometimiento o la rendición, se notaba que el estudio mutuo había sido en gran medida, poco a poco se fueron soltando y comenzaron a sacar lo mejor de su repertorio. Avanzado el primer round, Mizugaki lanzó un gancho de izquierda que le cimbró la cabeza a 'Goyito', mismo que provocó que comenzara a sangrar de manera copiosa. Pero el mexicano tenía el deseo de la victoria y no claudicaba para hacer entrar al japonés en su juego de pies y ritmo. Pese a que logró conectar algunos puñetazos certeros, al momento de usar las piernas, el pupilo de Mike Valle falló casi siempre. Ya fuera giratoria o frontal la técnica usada, esta terminaba perdiéndose en el aire o bien estrellándose en la guardia del peleador nipón, experto en el contraataque. “Goyito” nunca se rindió. Sus golpes eran cada vez más certeros y en un par de ocasiones estuvo a punto de derribar a su rival, que haciendo honor a su milenaria cultura, no bajaba las manos y buscaba que el mexicano cediera poco a poco, lo cual nunca sucedió. Pese a que el gancho de izquierda del asiático aparecía constantemente. En el tercer episodio, Mizugaki logró prensar a Pérez, todo parecía perdido, pero su ímpetu fue mayor y continuó de pie durante toda la pelea, buscando los tobillos de su adversario, los cuales no encontró, aún con los gritos de su entrenador Mike Valle, que le indicaba que después de cada combinación buscara derribar al japonés. Terminó el combate y la suerte estaba en el aire. Bruce Buffer leía el veredicto y las tarjetas marcaron 29-28, 28-29 y 29-28, dos para Mizugaki y una para Pérez. Lo que había comenzado con algarabía se tornaba en tristeza. Esta noche en Indianápolis, los mariachis callaron.

No te pierdas