Aprender de las derrotas, una dura pero sabía enseñanza

Tal vez el sabor de la derrota no sea uno de los más dulces; sin embargo, puede dejarnos varias enseñanzas cuando nos levantamos. Muchos peleadores, si no es que la mayoría, han perdido en alguna...
 Tal vez el sabor de la derrota no sea uno de los más dulces; sin embargo, puede dejarnos varias enseñanzas cuando nos levantamos. Muchos peleadores, si no es que la mayoría, han perdido en alguna ocasión.
Ciudad de México -
  • Por Christian Tetzpa

Tal vez el sabor de la derrota no sea uno de los más dulces; sin embargo, puede dejarnos varias enseñanzas cuando nos levantamos. Muchos peleadores, si no es que la mayoría, han perdido en alguna ocasión; la diferencia entre cada uno de ellos es la manera de afrontar un resultado negativo y la forma de convertirlo en fuerza y aprendizaje. Estos son algunos ejemplos: Alexander Gustafsson: El sueco enfrentará a su rival más complicado el 21 de septiembre en UFC 165: Jon Jones. En este combate tendrá la oportunidad de medirse al Campeón de las 205 libras para buscar despojarlo del cinturón. ‘The Mauler’ se presentó como profesional en noviembre de 2007, llegó a la empresa en UFC 105 donde venció a Jared Hamman y perdió en su siguiente pelea en UFC 112 en el primer round ante Phil Davis con un Anaconda Choke. Tras esta derrota, Gustafsson tuvo la madurez para aprender sus errores, y de hecho se mudó a San Diego para trabajar con Davis y con el entrenador mexicano Erik del Fierro. Desde entonces ha ido perfecto. Triunfos sobre Cyrille Diabaté, James Te Huna, Matt Hamill, Vladimir Matyushenko, Thiago Silva y Mauricio Rua, lo han llevado a ser el contendiente número uno al cetro de los semipesados. ¡Vaya forma de aprovechar una derrota! Cain Velásquez: El Campeón de los pesos completos ha peleado en 13 ocasiones como profesional y en su récord solamente registra una derrota. ‘Brown Pride’ debutó en octubre de 2006 y pasaron nueve duelos para que Junior Dos Santos lo venciera en el primer episodio de su combate en UFC on FOX y le arrebata el cinturón. Cain aceptó la derrota sin excusas, diciendo que Junior fue el mejor hombre aquella noche. Después de la dolorosa derrota por TKO ante ‘Cigano’, Cain entrenó más duro que nunca, destruyó abrumadoramente a Bigfoot Silva en UFC 146 y tuvo su revancha en UFC 155 donde dominó a Dos Santos y recuperó su título. Mismo caso de Junior quien tras perder por decisión ante Velásquez, se propuso volver lo antes posible y lo demostró con una patada giratoria que dejó inconsciente a Mark Hunt en UFC 160. Ambos han aprendido de sus derrotas y siguen siendo los mejores pesos completos del UFC, por lo cual el próximo 19 de octubre, en UFC 166, se volverán a medir en una trilogía épica, el juicio final para ambos. Georges St-Pierre: El canadiense debutó en 2002 y tuvieron que pasar ocho rivales para que conociera la derrota. El responsable fue Matt Hughes, quien en UFC 50 no solamente lo venció con un Arm Bar, sino que se convirtió en el Campeón de las 170 libras. La siguiente pelea de ‘Rush’ fue fuera de UFC pero volvió y logró cuatro victorias seguidas, incluidas una sobre Sean Sherk y otra con BJ Penn; ganando así su oportunidad de nuevo por el título, donde se sacó la espina y acabó con Hughes vía TKO. El gusto le duró poco tiempo ya que cinco meses después, en UFC 69, Matt Serra lo derrotó por TKO. Pero ¿qué hizo GSP? Mejorar, pagar derecho de piso venciendo a Koscheck y nuevamente Hughes, para derrotar a Serra por la misma vía en el 2008, TKO y desde entonces mantenerse invicto. En UFC 167 enfrentará a Johnny Hendricks y buscará alargar su racha de triunfos y de defensas del cinturón welter ya que acumula ocho consecutivas, el segundo mejor récord en UFC (Anderson Silva es el primero). Hendricks quien por cierto cuenta, fue noqueado en su primer intento de MMA y desde entonces se enamoró del deporte, al volver en sí dijo “Esto es lo que quiero hacer en mi vida”. Mark Muñoz: El filipino será protagonista de UFC Fight Night: Bisping vs. Muñoz del 26 de octubre cuando se mida al inglés en Manchester. Mark volvió al octágono tras casi un año de inactividad y lo hizo de manera contundente: en UFC 162 derrotó por decisión unánime a Tim Boetsch. El paso del filipino por UFC era bueno, tenía sólo dos derrotas y ante Matt Hamill y Yushin Okami, dos contendientes top; además uno fue en su debut en la empresa, en UFC 96, perdió por KO frente a Hamill, se levantó del mal momento anímico y vino una racha de tres victorias. Luego llegó Okami le ganó por decisión. Muñoz volvió a recuperarse y Aaron Simpson, CB Dollaway, Demian Maia y Chris Leben, se convirtieron en sus víctimas. Entonces, en julio de 2012, el actual campeón Chris Weidman lo noqueó en el segundo round en San José, California. Se deprimió tanto por esta derrota ¡que llegó a pesar más de 260 libras! Sin embargo este guerrero venció todo, el sobrepeso para empezar y está de regreso, ahora volverá a encabezar una función y se espera que el filipino esté al máximo nivel para convertirse en un gran contendiente en las 185 libras. Una derrota es parte de la vida de un peleador y debe servir para mejorar en cada uno de sus duelos. En próximas peleas otros grandes guerreros como Luke Rockhold, Gilbert Meléndez, Lyoto Machida o Erik ‘Goyito’ Pérez deberán mostrar de qué están hechos y superar el resultado negativo que tuvieron en sus últimos encuentros para volver más fuertes y encaminarse al top de sus divisiones, como otros han hecho. Incluso el mejor peleador de la historia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×