Jon Jones, a un paso de la historia

El estadounidense Jon Jones expondrá por sexta vez su cinturón de Campeón de Peso Semicompleto ante el sueco Alexander Gustafsson en la pelea estelar del UFC 165 que se realizará el próximo sábado...
 El estadounidense Jon Jones expondrá por sexta vez su cinturón de Campeón de Peso Semicompleto ante el sueco Alexander Gustafsson en la pelea estelar del UFC 165 que se realizará el próximo sábado 21 de septiembre en Toronto, Canadá.
  • Enfrentará al peligroso Alexander Gustafsson

Por Emiliano Cándido

El estadounidense Jon Jones expondrá por sexta vez su cinturón de Campeón de Peso Semicompleto ante el sueco Alexander Gustafsson en la pelea estelar del UFC 165 que se realizará el próximo sábado 21 de septiembre en Toronto, Canadá. De conseguir una victoria, “Bones” superará el record de Tito Ortiz y se convertirá en el peleador con más defensas titulares en la categoría. Desde que llegó a UFC en el 2008, se notó tenía algo diferente. Sus movimientos extravagantes hacían de él un joven a tener muy en cuenta en el futuro. Pero nadie imaginó que ese futuro estaría tan cerca. El 19 de marzo del año 2011 pasó por arriba a Mauricio “Shogun” Rua y se convirtió en campeón de peso semicompleto. Hoy, dos años y medio después, ha derrotado a cuanto rival le pusieron en frente y planea no detenerse. Con 18 victorias y apenas una derrota como profesional por descalificación ante Matt Hamill (discutida porque el golpe ilegal llega tras un error del árbitro en no detener el combate a tiempo) Jones es el mejor peleador libra por libra según el ranking oficial de UFC aprovechando la derrota de su antecesor Anderson Silva contra Chris Weidman. Por primera vez peleará con ese peso sobre su espalda el próximo sábado frente al sueco Alexander Gustafsson. “Mucho se habló de que tenemos un alcance similar, pero simplemente creo que yo lo utilizo mejor. Si miras mis combates y miras los de Alexander, él es golpeado mucho más que yo y de diferentes formas”, comenta el campeón. “Estuve en peleas en las que solo me conectaron una vez. Me enfrenté con Quinton Jackson y me habrá golpeado dos veces en el rostro a lo largo de toda la pelea, lo mismo que Lyoto Machida. Me enfrenté con los mejores peleadores del mundo y muchos no han podido golpearme una vez. Así que creo que mi ritmo, mi distancia y mi trabajo con el largo alcance es mucho mejor que el suyo”, reconoce Jones. La categoría de las 205 libras era la más pareja hasta su aparición. Los cambios de manos del cinturón se habían hecho recurrentes y no había nadie que pudiera colocarse por encima del resto. El record de defensas lo tenía Tito Ortiz con 5, estaba cerca Chuck Liddell, pero tras ellos nadie podía imponer una gran superioridad. Pero “Bones” lo hizo. Le quitó el cinturón a Shogun y lo defendió exitosamente frente a Jackson, Machida, Rashad Evans, Vitor Belfort y Chael Sonnen y solamente sufrió un momento en el primer asalto contra Belfort que casi lo somete con una palanca de brazo. Ahora en el horizonte se encuentra Gustafsson, un peleador que posee prácticamente el mismo alcance y que es un excelente striker. ¿Qué intentará esta vez el campeón? ¿Buscará quedarse de pie e intercambiar golpes a pesar de que sea la mejor faceta del rival o derribará y castigará en el suelo sabiendo que es el punto flojo del sueco? Como siempre, es impredecible lo que pueda intentar Jones porque, hay que ser sinceros, puede hacerlo todo bien. Por eso se ganó el número 1 del ranking libra por libra de UFC ¿Será una presión extra sumada a la posibilidad de convertirse en el campeón record de los semicompletos? Eso lo veremos el sábado cuando suba al octágono y se vea cara a cara con Alexander Gustafsson.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×