A Caín Velásquez le hacen 'los mandados'

Caín Velásquez se dijo orgulloso de sus raíces mexicanas y aseguró que una cuarta pelea ante Junior dos Santos está muy lejana.
Guadalajara, Jalisco -
  • El Campeón de Peso completo de UFC dedica sus peleas a su padre, a través de una canción de Vicente Fernández
  • Explicó la razón de su orgullo por tener raíces mexicanas
  • Otro combate contra Dos Santos, hasta en cinco años

Sin haber nacido en suelo mexicano, Caín Velásquez destila el nacionalismo por los poros. Sus tatuajes lo identifican. El mas grande y que se observa de manera más fácil, lo luce en el pecho y de lado a lado, la frase en letras góticas dice “Brown Pride”, es decir, el orgullo de ser latino, o en este caso, de ser mexicano. Al costado derecho, luce otro tatuaje. La Virgen de Guadalupe, patrona de los mexicanos, es honrada por el peleador nacido en Salinas, California. Si eso no resulta suficiente para reconocer la identidad del Campeón de peso pesado de UFC, basta ponerle atención en sus combates: al mostrar la dentadura, el cubrebocas luce los tres colores de la enseña nacional, y envuelto en la bandera mexicana, suele caminar hacia el ring, mientras suena la música de Vicente Fernández con el tema “Los Mandados”, como si la letra fuera una premonición de lo que haría Caín arriba del ring: “los golpes que a mí me dio, se los cobré a sus paisanos”, entona el ídolo de Huentitán, refiriéndose a lo que los mexicanos conocemos como “la migra”. Esa canción tiene un significado especial para Caín, cuyo padre, Efraín Velásquez, llegó como inmigrante ilegal a los Estados Unidos. “Es la canción de ‘Los Mandados’ de Vicente Fernández. Es dedicada para mi papá, él cruzó la frontera de San Luis (Río Colorado, en Sonora) hacia Arizona, y fue casi igual como lo dice la canción; a mí me gusta mucho esa canción”, dijo a Medio Tiempo, recordando sus orígenes. El Campeón de UFC no oculta sus raíces, razón y motivo de orgullo para él. “El orgullo me viene de mis padres. Yo nací en California, pero crecí cerca de la frontera en Arizona, de donde es mi papá. Nosotros cruzábamos la frontera para conocer México, para ir a comer ahí, para visitar a la familia y lo pasábamos todo el tiempo ahí, fue entonces cuando me volví orgulloso de ser mexicano”, recuerda sobre su infancia y juventud. Y agregó: “Cada quién creció de manera diferente, no lo sé. Yo crecí en un hogar donde siempre hablábamos español, también comíamos alimentos mexicanos. Era parte de la vida, mis padres siempre trabajaban, así crecí y siempre estuve muy orgulloso de que mis padres trabajaran duro cuando estábamos chicos”, recordó el californiano.   Revancha contra 'Cigano', en cinco años   Tras haber revelado que su próximo contendiente será el brasileño Fabricio Werdum, reconoció que no existe el interés de retomar la rivalidad con Junior Dos Santos, por lo menos en el corto y mediano plazo; es decir, Velásquez no piensa en reencontrarse con “Cigano” arriba del ring por lo menos en cinco años. “Yo no sé si en cinco años volveremos a pelear, por ahora sí está cerrado, porque ya le gané en dos ocasiones de las tres veces que peleamos. No veo cerca una nueva pelea, le gané, todos saben que soy el peleador más bueno; solo pienso en pelear contra otros, la próxima será contra Fabricio Werdum, pero por ahora hay que pelear contra los mejores”, reconoció.

  • Más sobre:
  • UFC
No te pierdas