Weidman-Silva: La consolidación o la redención

Luego de terminar con el reinado de Anderson Silva en los pesos medios de la UFC, es momento de que Chris Weidman ratifique su calidad como Campeón o el brasileño demuestre que la caída sólo fue...
Luego de terminar con el reinado de Anderson Silva en los pesos medios de la UFC, es momento de que Chris Weidman ratifique su calidad como Campeón o el brasileño demuestre que la caída sólo fue un tropiezo en su carrera.
 Luego de terminar con el reinado de Anderson Silva en los pesos medios de la UFC, es momento de que Chris Weidman ratifique su calidad como Campeón o el brasileño demuestre que la caída sólo fue un tropiezo en su carrera.
Ciudad de México -
  • Weidman sorprendió a Anderson Silva y le arrebató el cetro
  • El 28 de diciembre será el momento de la revancha

Una de las sorpresas más inesperadas dentro de UFC fue cuando Chris Weidman derrotó al hasta entonces invencible Anderson Silva para acabar con un reinado de siete años en los pesos medios. Ahora, es momento de que Weidman ratifique su calidad como Campeón o Silva demuestre que la caída sólo fue un tropiezo en su carrera. El combate que enfrentó a Anderson Silva y Chris Weidman en UFC 162 parecía una defensa más para “Spider”, quien llegó como pleno favorito para ese combate, ya que desde 2006 acumulaba 17 victorias consecutivas. Enfrente tenía un rival de cuidado, un joven Weidman que buscaba mantener su invicto dentro de las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) e intentaba conseguir su victoria número 10; sin embargo la experiencia de Silva y haber demostrado por varios años ser el mejor libra por libra del deporte, ponía al también conocido “All American” como el favorito a caer. En su camino, Silva había dejado fuera de combate a hombres como Chael Sonnen, Vitor Belfotr, Yushin Okami, Stephan Bonnar, Demián Maia, Forrest Griffin y otros más, quedando de esa forma en la mejor posición posible, ya que parecía que nadie podría terminar con su reinado. Sin embargo, Weidman comenzó a escalar poco a poco peldaños, dejó en el camino a Alessio Sakara, Jese Bongfeldt y Tom Lawlor, pero cuando todos voltearon a verlo fue cuando venció a Demian Maia y después a Mark Muñoz. UFC decidió darle la oportunidad al joven Weidman, aunque muy pocos esperaban que consiguiera arrebatarle el cetro a Silva. Fue así que llegó el 6 de julio de 2013, el MGM Grand se vistió de gala para este encuentro donde el veterano Anderson Silva  buscaría defender el cetro ante el prácticamente novato en UFC Chris Weidman. El encuentro como era de esperarse inició con buenos intercambios, pero todo cambió cuando Silva comenzó a provocar a su rival, mofándose e intentando desconcentrarlo, sin embargo Weidman no cayó en el juego y derribó a la “Araña” en el segundo episodio; un poderoso golpe mandó a la lona al Campeón y ya estando en ella Silva no pudo hacer nada para defenderse, por lo cual el réferi decidió detener el combate. La sorpresa fue mayúscula y el recinto estalló ante la alegría de los aficionados estadounidenses, mientras los brasileños guardaron un silencio sepulcral. Chris Weidman había triunfado y había derribado el mito de Anderson Silva, además se adjudicó el Campeonato Medio de UFC. Antes de reconocer el triunfo de Weidman, mucha gente criticó la actitud de Silva, quien usó la estrategia de la provocación para intentar vencer a su rival, por lo cual la polémica se desató ya que algunos llegaron al grado de acusar al ahora ex monarca de haberse dejado vencer. Silva estaba pensando en alejarse del octágono, pero las dudas lanzadas contra él decidieron que tomara del duelo de revancha ante el ahora Campeón. De esta forma, de nueva cuenta el 28 de diciembre, MGM Grand será la sede de tan esperado combate, donde Weidman intentará demostrar que no fue arte de la casualidad su victoria y Silva intentará dejar en claro que sigue siendo el mejor libra por libra y volverá a conseguir el cetro. Un duelo que sin duda será la forma perfecta para que UFC cierre el 2013.

No te pierdas