Johny Hendricks, por su primera defensa

La noche del 6 de diciembre, en Las Vegas, el campeón welter, Johny Hendricks (16-2), expondrá su título de las 170 libras ante el mismo rival que tuvo que vencer para llevarse el cinturón, el...
 La noche del 6 de diciembre, en Las Vegas, el campeón welter, Johny Hendricks (16-2), expondrá su título de las 170 libras ante el mismo rival que tuvo que vencer para llevarse el cinturón, el veterano de mil batallas Robbie Lawler (24-10), en una re
Las Vegas, Nevada -
  • Enfrentara a Robbie Lawler en una pelea de revancha

La noche del 6 de diciembre, en Las Vegas, el campeón welter, Johny Hendricks (16-2), expondrá su título de las 170 libras ante el mismo rival que tuvo que vencer para llevarse el cinturón, el veterano de mil batallas Robbie Lawler (24-10), en una repetición de un combate que fue muy emotivo, cerrado y que pudo ir para cualquier lado.Ahora, ya como dueño de la corona, Johny Hendricks explora aguas diferentes a las que tuvo que pasar para llegar a este momento.Primero, porque esta es su primera defensa de su campeonato y, entonces, no está luchando por llegar a la cima y arrebatarle el cinturón al que lo posea, sino que, en este momento, él es el peleador que buscan todos, el que quiere ser cazado por los retadores. Ese objetivo fijo en la mira de los mejores en las 170 libras es lo que ha sido Johny desde que se coronó en marzo de este año.Tras superar lesiones que han dilatado su primera defensa, este fornido campeón llega a esta cita para confirmar que es un justo campeón y que puede vencer a los mejores y, sobre todo, para tratar de hacer olvidar a la leyenda de Georges St-Pierre, el hombre que dominó este peso por muchos años y que estuvo en la cima de los peleadores libra por libra.La primera pelea con Robbie Lawler fue una que se desarrolló casi completamente arriba, donde los dos gladiadores se dieron unos bombazos con unos puños que hubiesen derribado hasta un edificio de más de 20 plantas. Así de duro se pegaron. Y al final, la decisión fue unánime pero cerrada, controversial en una pelea de esas que es muy difícil de decidir como juez.Este enfrentamiento en el UFC 181 nos trae a un Hendricks que dice llegar saludable, tras haber estado fuera de acción a causa de una lesión en los bíceps, las cuales le impidieron llegar más temprano, en el otoño, a su primera cita como titular. Ahí, precisamente, tenemos una de las interrogantes de este combate. ¿Podrá él estar al 100 por ciento, física y mentalmente para esta dura pelea? ¿Se ha alejado el fantasma de las lesiones, de una vez y por todas?Johny Hendricks estuvo varios años tras la faja de St-Pierre y, aunque no pudo vencer al canadiense, sí pudo hacerse campeón, tras el retiro de la leyenda y su éxito ante Lawler la noche del 15 de marzo, en el UFC 171, en la ciudad texana de Dallas.Repito, no es lo mismo subir la colina con el hambre de ser campeón, que mantenerse en la cima cuando son otros los que buscan lo que tú tienes. Esta pelea es la primera prueba de Hendricks como el Rey welter, así que tenemos que ver cómo llega, si está listo para esta nueva etapa y, sobre todo, si ese fantasma de las lesiones ha desaparecido de su panorama.El combate no puede ser más apetitoso; poder, excelente lucha, una gran quijada de ambos y muchos deseos de ganar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×