Final implacable, Lawler se coronó sobre Hendricks

Robbie Lawler fue una ráfaga de golpes en el cierre del último round para lastimar al Campeón defensor Johny Hendricks y arrebatarle su corona Welter de UFC por decisión dividida en la pelea...
Robbie Lawler fue una ráfaga de golpes en el cierre del último round para lastimar al Campeón defensor Johny Hendricks y arrebatarle su corona Welter de UFC por decisión dividida en la pelea celebrada el sábado por la noche en el Mandalay Bay.
 Robbie Lawler fue una ráfaga de golpes en el cierre del último round para lastimar al Campeón defensor Johny Hendricks y arrebatarle su corona Welter de UFC por decisión dividida en la pelea celebrada el sábado por la noche en el Mandalay Bay.
Ciudad de México -
  • Anthony Pettis venció a Melendez por sumisión y refrendó su título de peso Ligero 

Robbie Lawler fue una ráfaga de golpes en el cierre del último round para lastimar al Campeón defensor Johny Hendricks y arrebatarle su corona Welter de UFC por decisión dividida en la pelea celebrada el sábado por la noche en el Mandalay Bay de Las Vegas, Nevada.

"Ruthless" Lawler terminó como inició el combate, en plan agresivo. Después de que el réferi los separara en un enganche, Hendricks quedó en posición tortuga y Robbie descargó sus puños y codos sobre el cuerpo de su rival, quien segundos más tarde cedería ante el castigo.

El californiano tomó el control en el cierre del asalto final y, con una lluvia de golpes y patadas, dejó a Hendricks aturdido y ensangrentado justo antes de que el réferi decretara el final de la batalla.

Hendricks no pudo neutralizar el ataque de Lawler, tal como lo había hecho en el primer round, cuando su adversario también salió al frente a cazarlo. En ese momento, el Campeón llevó a Robbie contra la reja y después lo aplacó con un derribo.

En el segundo asalto, Hendricks hizo daño con patadas bajas, mientras Lawler respondió con una patada alta que impactó en el rostro de "Big Rigg" tras recuperarse de un derribo.

La emoción aumentó en el cuarto episodio, donde cada uno se aferró a su estilo. Hendricks recurrió a sus combinaciones y Lawler buscó más golpes de poder. El de Oklahoma quiso llevar la pelea al piso, pero el retador insistía arriba. El resultado fue más favorable para Robbie, quien hacia el final del round soltó sus puños y codos sobre un Hendricks que quedó indefenso en posición tortuga.

Al final, la agresividad de Lawler surtió efecto y los jueces decretaron su triunfo, que le permitió cobrar revancha de la derrota sufrida contra Hendricks en marzo pasado en Dallas.

PETTIS DEFENDIÓ SU CORONA

Anthony Pettis refrendó su estatus de Campeón de peso Ligero con una exhibición de técnica sobre un Gilbert Melendez que pecó en su agresividad y su estrategia de presión le resultó en contra.

Melendez se mostró más activo desde el inicio con ataques incesantes sobre Pettis, quien sólo esquivaba los golpes y esperaba el momento adecuado para someter a su rival.

Poco le duró a Melendez su dominio territorial, pues en el segundo asalto durante un enganche, Pettis le aplicó una guillotina y después pasó a una montada para conseguir la sumisión y confirmarse como el rey de la división.

No te pierdas